sábado, 20 de septiembre de 2008

1993 U2 - Zooropa

Esta semana seguiremos situados en la década de los 90, y de paso continuaremos con el 2º capítulo de defensa de discos duramente criticados. Creo que ya ha llegado la hora de hablar de los que fueron llamados “los Mesías del rock”, U2. El disco que hoy analizamos es uno de los motivos por los que la crítica musical quitó dicha distinción a esta banda irlandesa, bajo desde mi punto de vista, de forma injusta.

En 1993 U2 estaba en lo más alto de su reinado. Confirmados como la banda de rock más grande surgida en los 80, y consolidada por el paso de los años tras la edición de lps inolvidables y básicos para cualquier melómano, la banda estaba metida en una vorágine mediática descomunal. La mastodóntica gira de “Achtung Baby”, la creación de Zoo Tv, el canal de televisión propio de la banda, la aparición de los “alter ego” de Bono concretados en “The Fly” y “Mc Phisto”, hacían que U2 aparecieran en esa época poco menos que hasta en la sopa.

En “Achtung Baby” se había apreciado una vuelta de tuerca al sonido del predecesor y disco mítico “The Joshua Tree”. Del sonido cercano al rock clásico se pasó a un sonido más electrónico y más agresivo con el que adaptarse a los nuevos tiempos. En esta ocasión los resultados sorprendieron a más de uno y para mucha gente existen bastantes dudas sobre qué disco considerar mejor: “The Joshua Tree” o “Achtung Baby”.

A nivel de éxito, U2 había conseguido convertirse en un fenómeno de masas en la gira de “The Joshua Tree”, con una más que considerable aceptación por parte del público norteamericano. Con este disco y la mencionada gira correspondiente, se llegó a pensar que no se conseguiría superar lo conseguido. Craso error. “Achtung Baby” consiguió enloquecer de la misma manera a la audiencia mundial y también contenía su propio “With or without you”, en esta ocasión llamada “One”. Además, la gira mundial que acompañó a la edición de este disco editado en 1991 fue si cabe más espectacular. Con estos antecedentes se esperaba ansiosamente nuevo material de estudio por parte de la banda para comprobar si nuevamente se conseguiría marcar un nuevo “record” de repercusión mundial unido a la calidad del trabajo editado.

El disco que se editó tuvo como nombre “Zooropa”. Título que redunda en el nombre de la gira de la primera mitad de los 90 y evidentemente en la ya mencionada Zoo Tv.
Digamos que es un disco que está por debajo de sus 2 discos anteriores, pero que para nada merece una crítica negativa, como la que recibió en el momento de su edición y que con el paso del tiempo parece haberse hecho más benigna al ver el disco con perspectiva y no con el calentón del momento. Se puede comprobar en este caso, que el famoso dicho de “el tiempo pone a cada uno en su lugar” en muchas ocasiones se cumple. “Zooropa” es un ejemplo.

La obra entregada por U2 en 1993 empieza con la canción título. Desde el primer momento se aprecia el acercamiento de U2 a lo electrónico, las programaciones, los sintetizadores, los teclados etc. Bono canta de forma relajada, menos en el estribillo en el que da rienda suelta a sus registros más altos. Un corte con sonido misterioso asociado a la electrónica introducida, bastante instrumental en su parte inicial con una intro que dura más de 2 minutos y que, con razón, dejó en fuera de juego a más de un seguidor de la banda. “Baby face” responde a un patrón más clásico y comedido. Iniciada con unos teclados cristalinos que se mantienen a lo largo de toda la canción y que le dan un toque inocente e infantil, es uno de los cortes más cálidos de “Zooropa”. La guitarra de The Edge no suena particularmente enrevesada y aporta la dosis de rudeza que necesita la canción. “Numb” fue uno de los singles abanderados de “Zooropa”. Inolvidables son los acordes enfermos y agresivos de la guitarra eléctrica de The Edge al inicio de la canción, y más inolvidable es la interpretación de la mayor parte vocal del tema por él mismo, menos los estribillos entonados por un Bono haciendo uso de su ya conocido falsete (véase “The fly” del disco anterior). Alegato a la alienación social y la búsqueda del poder dominante de convertir a las masas en peleles fáciles de manejar: “No te muevas, no hables a destiempo, no pienses, no te preocupes, todo está correcto, correcto”. Nuevamente los teclados, en este caso muy sencillos, tienen un papel bastante relevante en esta canción que es un reconocido tributo a Kraftwerk. El videoclip supone un sufrimiento constante por parte de The Edge, que permanece impávido sentado en un taburete, sometido a las perrerías que le somete la gente que pasa e incluso algún compañero de la banda. Suponemos que sería el precio que tuvo que pagar por ser la voz principal de la canción. “Lemon” fue otro de los singles que salieron de “Zooropa”. Particularmente mi favorita. Compuesta sobre una sólida línea de bajo a cargo de Adam Clayton, la guitarra eléctrica agitada de The Edge, con una producción que hace que su sonido sea entrecortado y venga y se vaya, crea una sensación hipnótica, de trance y da forma a uno de los temas más bailables que ofrece el disco. Bono hace uso de su falsete en prácticamente la totalidad de la duración de la canción. La promoción de la canción vino acompañada de un peculiar clip en el que la banda se dedicaba a hacer funciones básicas como sentarse en una silla, andar, correr, tocar sus instrumentos y en la pantalla se nos subtitulaba lo que estaban haciendo. Toda una enciclopedia visual del comportamiento humano válida para cualquier extraterrestre que nos visite. Por cierto, aunque los chavales de Muchachada Nui son excelentes, les recomendaría que no se tomaran al pie de la letra la imitación de Bono que hicieron y en la que el cantante decía que se inspiró en un granizado de limón de la heladería “Los valencianos”; definitivamente no va de eso la canción. “Stay (far away, so close)” es el 3er single que nos encontramos encadenado. Canción de corte más clásico en la que la banda deja de lado el sonido electrónico y las innovaciones que nos han mostrado en los 3 de los primeros cortes del álbum. Balada muy del gusto de Bono que sin embargo es inferior a las predecesoras de otros discos, aunque no por ello sea de mala calidad. Acompañada de un videoclip de gran belleza rodado en Berlín y con un Bono encaramado a la Berlinale, nos regala uno de los instantes más clásicos dentro del sonido U2 que contiene “Zooropa”. Tras una canción con el sonido más reconocible hasta el momento que nos hemos encontrado en el disco, se nos da paso al corte más experimental del álbum. “Daddy is gonna pay for your crash car” es una canción que hace un abusivo uso de la electrónica, a ratos suena casi a techno industrial, hecho que se ve en como la producción juega con la batería de Larry Mullen jr. Incluye algún momento de cante hedonista y relajado por parte de Bono en la parte inicial de los estribillos. Una canción completamente alejada del sonido que creó la banda en los años 80 y que culmina la evolución iniciada en “Achtung Baby”. En el siguiente disco de estudio “Pop” se incluiría “Mofo” que en dicho álbum hace el papel de “Daddy is gonna pay…” y que son de las piezas más atípicas del repertorio de la banda acorde a su trayectoria. Pero dejemos clara una cosa: distintas sí, pero ¿por qué tienen que ser malas? A mi me gustan ambas. Después nos encontramos con otra canción de esas con títulos largos que tanto gustan al grupo: “Some days are better than others”. Un tema que da especial relevancia a la batería de Larry en el conjunto global y en la parte del estribillo al readaptado sonido de la guitarra de The Edge. Sí bueno, la letra no es nada del otro jueves, pero bueno, tampoco vamos a estar exigiendo a U2 la entrega de textos profundos y más si el objetivo era hacer que nos moviéramos y bailáramos. Para reflexiones y análisis de letras ya cogeremos “War” o “The Unforgettable Fire” más adelante. Tras esta entrega nuevamente electrónica, pasamos a una canción de carácter clásico traducida una preciosa balada, titulada “The first time”. Julián Ruíz dice en su libro de “Plásticos y decibelios” que tuvo la primicia de que Bono se la cantara en privado en una entrevista antes de un concierto de la gira Zoo Tv en Estados Unidos. Afortunados que son algunos. El caso es que nos encontramos con lo que yo vengo a llamar la continuación de la excepcional “All I want is you”. Más acertada que “Stay (far away, so close)” nos presenta al Bono más comedido y correcto en la interpretación que nos encontramos en el álbum. Es un tema lento de una belleza plástica excelente y que contrasta con la canción que la sucede en el orden de prelación. “Dirty day” es igual de sucia en su sonido que el adjetivo que incluye en su título. Personalmente es la canción que más me desagrada de “Zooropa”. Es enrevesada en el ritmo, el muro de sonido creado a ratos subiendo la intensidad con la entrada definitiva de las cuerdas de The Edge resulta fallido. Probablemente la producción en este corte no es muy acertada precisamente. El disco finaliza con una canción acorde con la evolución hacia la electrónica que U2 nos plantea en esta obra. “The Wanderer” está, nada más ni nada menos, que interpretada por Johnny Cash aportando una lúgubre interpretación, que se acompaña de unos lejanos coros agudos por parte de Bono. Los teclados y sintetizadores utilizados a lo largo de la canción, mezclados con la grave voz de Cash y con coros celestiales que secundan a Johnny durante casi toda la canción dan forma a un resultado cuanto menos curioso. Me da por pensar que no hay mejor forma de terminar el álbum, ya que se trata de una canción de regusto triste y melancólico afianzado por los coros finales de Bono que hemos mencionado. Eso sí, considero del todo innecesarios esos sonidos como de alarma que se incluyen al final de la pista y en consecuencia del disco.

“Zooropa” fue recibido por la crítica a balazos de forma general. Muy pocos fueron los que se pronunciaron de forma amable en el momento de la publicación de este disco. Fue triturado, masacrado, vilipendiado… etc. Actualmente la gente va reconociendo poco a poco su valía dentro de la historia de U2 (hechos que ya pasaron en su día con otros artistas, por ejemplo con Kate Bush y su “The Dreaming” de 1982). Aún así, el disco no fue un fracaso comercial, porque U2 es una de esas bandas que aunque edite un disco que no sea más que un cd virgen dentro de una caja, vende. Es lo que tiene el hecho de ser una banda con una fiel y enorme legión de seguidores, que son devotos y fieles al grupo y coleccionan todo el material editado de la banda. No obstante, la percepción social en lo relativo a la presencia de U2 en los medios, es decir, la proyección de sus videos, su aparición en las noticias etc. sí que notó una bajada considerable respecto a los períodos de promoción de los trabajos anteriores. Aún así, la gira promocional fue sumamente exitosa, llenando a rebosar estadios a lo largo de toda el planeta.

La característica principal de “Zooropa” es el uso de la tecnología y la electrónica, enfatizado en las labores de producción, que jugaban a enrevesar y “tecnificar” el sonido de la guitarra de The Edge para que esta sonara de forma muy cercana a los teclados y sintetizadores. La portada del disco es una mezcla de colores que suponen sencillamente una evolución de la bandera europea de aquellos tiempos con la Unión Europea de 12 estados miembros con sus correspondientes 12 estrellas.

El grupo siguió a mediados de los 90 colaborando en alguna que otra banda sonora, ya fuera la banda al completo o algunos de sus miembros por separado y en 1997 grabaron “Pop”. Si el disco hoy analizado recibió palos, yo creo que con este disco ya se hicieron aquelarres directamente. El problema fue que la banda no fue impermeable a las duras críticas, que les situaban como una formación que buscaba la comercialidad y que ya no aportaba nada de contenido y otras muchas estupideces que se dijeron en su momento. El resultado fue que en 2000, la banda lanzó “All That You Can’t Leave Behind”, al calor del hinchado single “Beautiful day”. Sí, claro, la banda volvió a un sonido más rockero y más acorde con lo que habían hecho al inicio de su carrera, pero el fallo es que las canciones suenan más huecas que nunca. Y ver que por aquella época Bono decía que The Edge había compuesto la mejor canción de la historia de U2, hablando de “Peace on earth” antes de la edición del disco… en fin.

En 2004 recibimos la última entrega de la banda al margen de los múltiples recopilatorios que nos han ido entregando desde 1999 hasta la fecha. “How To Dismantle An Atomic Bomb” lo considero el peor disco de U2 a la hora de elegir singles. Los sencillos extraídos son fallidos y faltos de originalidad, sin embargo, si se animan a escuchar el disco y así descubrir esas joyas ocultas al margen de los singles editados, descubrirán canciones extraordinarias como “Between a man and a woman”, en mi modesta opinión la mejor canción compuesta por U2 desde 1997.

U2 ha sido, es y seguirá siendo un grupo que mueve montañas. Dará igual que en la próxima gira cobren 200 eur. por entrada, ya que el Calderón de turno o La Peineta ¿quién sabe? (maldito ayuntamiento de Madrid) se llenará a rebosar. ¿Cuál es el motivo?, que a pesar que haya gente que se cabreara con el grupo por la edición de “Zooropa” y “Pop”, pero que hayan recuperado la fe en ellos con sus 2 últimos trabajos, o gente como yo, que pasa a la inversa, la verdad es que es un grupo que nos ha regalado una colección de momentos únicos dentro de la historia de la música moderna.

Está previsto que su nuevo disco se edité en el próximo 2009. La salida a la luz de la nueva obra estaba prevista para finales de este año o incluso en estos días que nos encontramos, pero la cosa se ha demorado, según Bono porque “no paramos de escribir buenas canciones”. Esperemos que no se trate de una nueva bravuconada de las suyas y que esta vez la cosa vaya en serio.

De momento hoy les dejo en compañía de este controvertido disco, que no era otra cosa distinta que la evolución natural del sonido de U2 para adaptarse a la actualidad musical y al progreso de la música. Siempre me da por pensar qué hubiera sido de U2 si hubieran hecho oídos sordos tras la edición de “Pop” y no hubieran reculado. La historia no lo quiso así, ¿qué le vamos a hacer?

6 comentarios:

nimboestrato dijo...

Excelente crítica! Estoy bastante de acuerdo en todo lo dicho en ella. Por cierto, ¿qué te parece el nuevo disco de U2? ¿Estuviste en los conciertos de Barcelona? A mí me parece un buen disco (sin duda, el más interesante desde Pop), aunque la elección de los singles y la promoción han vuelto a ser bastante catastróficas.

Abacab dijo...

Hola Nimboestrato. Disculpa la tardanza en mi réplica, pero ya sabrás que voy como buenamente puedo.

Me alegra ver que compartimos puntos de vista al respecto. Decirte a tus preguntas que "No Line On The Horizon" no está mal del todo, aunque me parece inferior al del presente post y a "Pop", pero sí que es muuuucho mejor que "All That You Can't Leave Behind" y algo superior a "How To Dismantle...".

Ójala hubiera podido ir a Barcelona a verles. He leído malas críticas al show (entre ellas de Julian Ruíz en "Plásticos y Decibelios"), no obstante, guardo esperanzas de que U2 sea uno de los principales reclamos de Rock In Rio 2010 en Arganda y les pueda ver en directo. Ahí sería fácil conseguir entrada, porque me da que si anuncian fecha en el glorioso estadio Vicente Calderón, las localidades se agotan en 3 minutos...

Lo de los singles del último lp: un patinazo muy serio. Eso sí, "Magnificient" no me parece tan mala (de hecho me gusta), pero... "Get on your boots" es horrible.

Celebro encontrar un comentario tuyo una vez más y verte registrado como seguidor oficial. Gracias por escribir.

nimboestrato dijo...

Buenas! Por lo que veo, a mi NLOTH me gusta más que a ti. Me parece mucho mejor que 'How To Dismantle…'.
Mis temas favoritos son:
'No Line on the Horizon', que me parece lo mejor del disco, con un sonido muy fresco y diferente en U2; 'Magnificent', clásico sonido U2 con el fino delay de Edge; 'Breathe', que me gusta mucho ya que me parece muy variada, con unas escalas y arpegios brillantes y una letra increíble; Y 'I'll Go Crazy If I Don't Go Crazy Tonight', que aunque más popera, me resulta una melodía seductora y elegante. Además, me gusta el sonido electrónico de 'Fez-Being Born' que me recuerda mucho al mencionado 'Zooropa', y la rockera 'Stand Up Comedy' con ese riff a lo Led Zeppelin.
En fin, que exceptuando 'Get On Your Boots', que es una canción sin mucha historia, y alguna más, el disco sí me parece brillante.

Sobre la gira, yo estuve en los dos conciertos de Barna y te puedo asegurar que no fueron una catástrofe como asegura Julián Ruíz. No sé si lo sabes, pero este señor tiene el llamado 'mal del crítico': esto ocurre cuando el crítico se cree más importante que aquel al que crítica. Julián Ruíz tiene problemas con U2 que van más allá de la música. Lleva años denostando a Bono por cuestiones personales (y como suele pasar, por temas políticos), no por lo musical.
Es cierto que en el concierto del 30 de junio cometieron algunos errores (comprensibles por otra parte ya que era el primer concierto de la gira) y que no llegó a sonar como U2 suele hacerlo, supongo que debido a que la sonorización del estadio lleno no fue la esperada (además de que el Camp Nou, por su estructura, no es el mejor estadio para un concierto), pero no fue malo ni mucho menos. El grupo estuvo muy bien de actitud, la voz de Bono, sin ser Frank Sinatra, sonó mejor que en ‘PopMart’, ‘Elevation Tour’ o ‘Vertigo Tour’ sin ninguna duda (no sé cómo lo ha hecho pero ha recuperado bastante potencia e incluso parte de su excepcional capacidad para pasar rápidamente de tonos altos a tonos bajos), el setlist fue interesante y variado (geniales ‘The Unforgettable Fire’, ‘Ultraviolet’ o los Snippets de Michael Jackson y ‘The Beatles’)
En el segundo concierto, todo fue superior. Edge no cometió errores (la primera noche se lió en el solo de ‘Unknown Caller’), ‘One’ sonó como siempre, Bono siguió muy arriba e incluso mejoró, y lo más importante, la sonorización fue muy buena, ya que consiguieron estabilizar el volumen de guitarra y bajo que en la primera noche causó problemas.
A todo ello hay que añadir la colosal estructura/escenario que no paró de sorprendernos a todos con sus continuos y radiantes cambios de iluminación y la espectacular pantalla de leds que alteraba su forma y posición cuando menos lo esperabas. U2 siempre tiene en cuenta aquello que le critiqué en su ocasión a Franz Ferdinand (en el palacio de los deportes): un concierto es un todo audiovisual. La música es la clave, pero si va acompañada de unas pantallas para facilitar la visión, una buena iluminación y un poquito de espectáculo multimedia, todo brilla más.
De hecho la gira 360º está siendo un éxito. De momento lleva 8 de 8 Sellouts y seguramente será la gira más recaudadora de la historia superando a los Rolling. En los primeros 6 conciertos (Barcelona, Milán y París) llevaba 6 llenos con 522.405 espectadores y una recaudación de 55.897.056 de dólares USA!!

Lo siento por la parrafada que me he soltado y sigue así con tu blog que es genial!!!

Abacab dijo...

Por favor! Para nada me pidas disculpas por tu crónica del concierto y la crítica del disco. Se agradece mucho; aporta al blog una excelente revisión de los shows de la que carecía debido a mi no presencia.

Me congratula ver que destacas del set list "The unforgettable fire" y "Ultraviolet"; yo no estuve allí, pero al ver el listado, fueron las principales sorpresas agradables que vi.

Jajaja, un amigo mío y yo tenemos la teoría de que Julian Ruíz empieza a descargar contra grupos y cantantes cuando estos le hacen algún feo como no invitarle a su fiesta de cumpleaños o a una barbacoa de sábado al mediodía en sus chalets.

Bromas aparte, supongo que McGuiness no le concedería hace algún tiempo alguna entrevista y ya sabemos como las gasta el tío Julian.

Como siempre, gracias por escribir.

Mauro Munilla dijo...

Me encanto la crítica...concuerdo en casi todo contigo, salvo en lo que decís respecto a las sirenas del final...me parece q un disco distinto merecia un final distinto...por lo menos a mi no me desagradan.....y también creo que el último disco esta por encima de los 2 anteriores pero que, por desgracia, no llega al nivel de los 90....
Hoy en día Zooropa tiene aceptables crítica, se ve que con un poco de tiempo se calmo a las masas pero todavía no se lo reconoce como tal...
Saludos, aguante U2

Abacab dijo...

Tienes algo de razón en que quizás me pasé un poco al decir que eran innecesarios esos sonidos del final. Más bien lo dije por sacarle alguna pega a un disco tan arriesgado y de tanta calidad.

Como bien dices, el filtro del tiempo ha puesto a "Zooropa", por fortuna, en el sitio que se merece. Además tiene ese halo de disco maldito que le viene muy bien.

Coincido en tu reflexión sobre el último trabajo. Es decir, superior a los 2 anteriores, pero lejos del nivel de los 90. Gracias por escribir.