sábado, 29 de agosto de 2009

2003 Najwa - Mayday

Primeramente, decirles que esta semana un servidor de ustedes fue entrevistado en el radioblog Luz De Gas por su titular Juan Duque el pasado miércoles por la tarde, con motivo de mi participación en la 4ª edición de los premios 20blogs. Les dejo el link aquí, por si es de su interés rescatar la entrevista (aparezco a la hora y 45 minutos de duración, más o menos) y para que disfruten de tan buena labor realizada por este bloguero sevillano. Añadir, que esta semana en el concurso hemos conseguido ni más ni menos que 4 votos, los cuales me hacen tener unas remotas esperanzas de sumar de un tirón unos pocos más, que nos acerquen a una lucha real por el 5º puesto, que es el que da acceso a la discusión del jurado de expertos. Vamos en 9º lugar, empatado con otro blog, con 10 votos. El puesto 5º cuesta actualmente 16 votos. La esperanza es lo último que se pierde, pero hay que ser realista y admitir que la cosa sigue estando muy complicada. Bueno, pasemos a lo nuestro.

Si en las 2 últimas entregas parecía que había dejado de un lado ya el intento de ajustar la música a la época en la que nos encontramos, esta semana vuelvo de forma más clara con dicha intención. De hecho, desde este humilde blog, siempre intento que las propuestas vayan en consonancia, lo más objetivamente posible, con la fecha en la que nos encontremos. Es cierto que a veces la explicación personal que me justifica, es lo único en lo que me apoyo. Quizás éste sea el caso. Además, de paso dejamos ya la década de los 80, que me da la impresión de que hemos estado muy anclados en ella en las últimas semanas. También, de forma muy seguida hacemos otra propuesta de artista nacional, aunque en este caso sus letras sean en inglés.

Nos metemos por primera vez creo, en lo que es analizar a una cantante y compositora, que también es reconocida por otras facetas externas a la música. Najwa Nimri, además de una de las figuras de la electrónica española de más buen gusto de los últimos tiempos, es una reconocida actriz, que ha salido en películas tales como “Lucía Y El Sexo”, “Abre Los Ojos” o “El Metodo Gronholm”. No obstante, aquí hablaremos de su labor musical y más concretamente de su 2º disco en solitario, tras su debut formando tándem con el productor y músico Carlos Jean.

Precisamente, aquel disco de finales del siglo XX, el tan celebrado “No Blood” bajo el nombre de Najwajean, es quizás su trabajo más valorado y reconocido hasta la fecha. Junto a Carlos, dieron forma a un disco que sigue sonando actual a día de hoy. Es probable, que alguno de los seguidores más antiguos del blog, o la gente que me conoce personalmente, sepan que a mi me gusta ir a contracorriente (como diría Dani Martín). Digo esto, porque aprecio mucho más a la Najwa que se puso mano a mano con Raúl Santos en la producción (batería de Los Planetas y también conocido como “SupercineXcene”), que la Najwa aclamada por su colaboración con Jean.

Digamos que en 2003 y tras un prometedor disco titulado “Carefully” del año 2001, Najwa se encontraba ante la oportunidad de confirmarse como una cantante y compositora que tuviera vida más allá de Carlos Jean, o por el contrario demostrar que no supiera volar por sí sola. Por fortuna, “Mayday” vendría a rubricar la primera alternativa.

“Carefully” es un disco con muy buenas maneras, pero que, incluso según palabras de la propia cantante, tenía ciertos fallos o errores que lo hacían mejorable. Es un trabajo de atmósfera algo oscura, con una electrónica alejada de las pistas de baile, menos en alguna ocasión de la mano de “Following dolphins” por ejemplo. Son destacables piezas como “That cyclone”, que ponen de manifiesto ese toque oscuro que desprende esta obra. Quizás influya personalmente el hecho de que lo comprara aquella inhóspita mañana de viernes de enero de 2005, en la que me hice también con “The Seeds Of Love” de Tears For Fears. El disco tampoco hizo demasiado ruido y salvo alguna aparición en Canal+ en un programa de entrevistas conducido por entonces creo que por Sira Fernández, poco se vio a la buena de Najwa por los medios para promocionar su entrega.

Sin embargo, los comienzos del verano de 2003, trajeron como agradable regalo en aquellas sobremesas de junio y aquellos “Del 40 Al 1” de los sábados por la mañana, el video del nuevo single de Najwa titulado “Go Cain”. Se nos mostraba una canción electrónica, de maneras suaves, como intentando mezclar chill out y trip hop, con un poso melancólico en su sonido y que a su vez iba acompañada de un metafórico video del que luego les hablaré, cuando lleguemos a su turno dentro del lp en sí. Analicemos pues cada una de las 11 pistas que incluye “Mayday”.

La principal característica de la nueva obra de Najwa, estribaba en el abandono del oscurantismo de “Carefully”, para adoptar un enfoque más melancólico y emotivo. También en lo que al sonido se refiere, se refinan los detalles en la producción, suavizando las notas, los retoques y los sutiles añadidos de cada una de las piezas. “All clear”, canción de apertura del álbum, es un ejemplo de ello. Los teclados de cierto corte clásico, las bases de sintetizador, algunas notas de fantasía y la forma melancólica de cantar de Najwa, muestran un sentido comienzo de disco, que nos hace prever una electrónica bastante humanizada. Najwa alcanza algún momento álgido en su interpretación vocal de bastante intensidad, como cuando repite ese “para rescatarlo” en la parte final. Precisamente la canción va ganando fuerza poco a poco, para terminar envuelta en una atmósfera muy emotiva. “One and other lies” tiene un carácter menos amable. En parte recuerda en su sonido a la Madonna de aquellos días, que se movía de la mano del productor Mirwais. Tampoco se descarta en la parte final de la canción, incluir ciertos sonidos de corte clásico, que tanto le gustan a Najwa en sus canciones y que tan bien quedan. “Hey boys, girls” es de los temas más bailables del disco y por el que Najwa hasta consiguió algún premio. Fue escogido como 2º single promocional. Destaca por los teclados nebulosos y la base rítmica medio funky que tiene en gran parte de su duración. De las canciones de sonido más alegre y desenfadado del álbum. “Nothing to do” podría situarse a mitad de camino entre “All clear” y “Hey boys, girls”, en lo que a su sonido se refiere; es decir, carácter alegre, pero menos recargado electrónicamente hablando. Aquí se buscan ciertos retorcimientos de las programaciones y se introducen los primeros acordes cíclicos de guitarra acústica (o de sonido parecido) que tan apañados quedan. En la letra, Najwa insta a “no hacer nada, ya que no hay nada a lo que comparar nuestro amor” y se muestra segura en frases como “obviamente el poder de nuestros ritmos, haría cambiar tu mente y te evitará dañar nuestra armonía”. Delicado corte electrónico, marca de la casa Najwa. “Trained” muestra 2 partes diferenciadas entre lo que es el estribillo, el cual se muestra relajado y llevadero, y las partes narrativas del principio, con un enfoque menos hedonista. La base rítmica acelerada, contrasta nuevamente con los inocentes teclados y sintetizadores que se mueven en la parte frontal de la producción. En el tramo final, se muestran si cabe, unas notas de teclado aún más fantasiosas y delicadas. Hemos llegado a uno de los principales motivos por los que hay que escuchar “Mayday”, “Go Cain”. Fue su primer single y la carta de presentación idónea para mostrar a Najwa como alguien a tener en cuenta. Ese loop de acordes de guitarra, y los suaves sintetizadores atmosféricos traseros, conforman la base principal de la canción, la cual se va adornando de notas de teclado delicadas, fantasiosas y emotivas, del estilo de las que nos hemos encontrado en el disco hasta el momento. La letra no deja de ser muy acertada y contundente en versos como “Adelante Cain. El odio te hará más fuerte, pero podrá acabar contigo” o “sabes que a veces sigues adelante, sigues adelante con esa fe que sigue creciendo. Toda esa fe crece rápido, toda esa fe que tuviste antes, que tuviste antes”. También en la parte final se incluyen arreglos de factura clásica, que ayudan a hacer más irresistible y solemne el corte. Uno de los mejores temas electrónicos, o quizás mejor decir electroacústicos, que he escuchado siempre. Se acompañó de un apropiado videoclip en el que, de forma metafórica más que acertada, se representan las vicisitudes de la vida. Nuestra existencia es una carrera en la que recibimos empujones, nos caemos, nos volvemos a levantar, nos ponemos en cabeza, nos entra la depresión y a veces nos bajamos de ese tren para vivir de forma menos agobiada. Eso es lo que entiendo que se muestra en este clip, con ese atleta negro compitiendo con el resto de blancos y Najwa en plan entrenadora y “supporter” suya. Finalmente, cuando el atleta protagonistas afronta la recta final de la carrera en cabeza, decide frenarse, dejando pasar al resto y marchándose tranquilamente con Najwa, mientras los otros celebran la victoria del ganador. Está rodado en una pista de atletismo de entrenamiento, no sé si de la Ciudad Universitaria, o de un lugar parecido. En lo que al esfuerzo mínimo que les sugiero para esta semana, si les parece demasiado hacerse con el disco al completo, les sugiero que vean el video de esta canción en youtube. Apuesto a que los que no conozcan la canción, quedarán encantados.“Near the air” es la continuación de una de las piedras preciosas del disco. Cambio radical en el sonido, pasando a un corte más oscuro y de sonido más agresivo. Instrumentalmente se crea desasosiego y Najwa, en su forma de cantar algo desesperada, contribuye a ese efecto. En parte podría tratarse de una canción que describía la situación bélica en la que nos encontrábamos en ese 2003. La explicación a esa posibilidad se ve en frases como “No más banderas de colores en mi cielo, no más banderas de colores en mi mente. Al fin y al cabo es tiempo de armas” o “Sé lo que compra el dinero, tiempo y silencio. Sé lo que compra el dinero, nunca el cielo”. Para continuar, nuevo cambio de estilo, pasando a un tema que se muestra en sus primeros compases de forma muy delicada. De hecho “The echo” (menudo juego de letras me ha salido), es suave y amable durante todo su metraje, para ayudarnos en parte a recuperarnos de la convulsión de “Near the air”. “Bitten everywhere” es un medio tiempo. Ni muy frenética, ni muy relajada. Tiene una base rítmica muy pausada, menos en la parte final, en la que parece que se acerque al drum’n’bass de forma algo sutil, y se apoya en unos teclados bastante sencillitos, acompañados de unas programaciones que le da algo de complejidad a la parte instrumental. Najwa canta en un registro muy sosegado, sin hacer excesivo esfuerzo de mostrar intensidad como hacía en otras canciones como “Go Cain”, en aquel párrafo que les cité que empezaba con “sabes que a veces sigues adelante…”. “Nobody asks” se mueve al comienzo en lo que a un lento drum’n’bass podría decirse, para poco a poco incorporar más sonidos electrónicos que se van sumando al entramado instrumental. Najwa a ratos parece rapear tímidamente en algunos párrafos. Es quizás un corte único en su textura en “Mayday”. Normalmente, siempre me suelen gustar los cierres de los discos. Pocas veces me pronuncio de forma negativa en ese aspecto. Pero hoy si cabe les diré que aquí es donde encontramos esa “joya oculta”, que me gusta siempre destacar dentro de un lp. “Feel the beat (Satie)” es un homenaje y una variación de una composición de una creación de dicho músico por parte de Najwa, concretado en una pista que está a mitad de camino entre el drum’n’bass, el trip-hop y el chill out. Son irresistibles las notas de teclado que tiene, llenas de un carácter y una sensación de ensoñación, que te dejan embobado tras terminar de escuchar la canción y, en consecuencia el álbum. La letra es básica y Najwa simplemente repite “siento el amor nuevamente y siento el latido de tu corazón”. Igualmente son deliciosos los tarareos que introduce Najwa en varias partes de la pista. Preciosa y sentida forma de terminar uno de los discos más acertados de música electrónica, y concretamente del subgénero del trip-hop, que se han hecho en nuestro país.

“Mayday”, dentro del género al que pertenece, fue un disco muy celebrado y tuvo un relativo éxito. Es evidente que en nuestro país, salvo ocasiones muy reducidas, la electrónica no mueve montañas, o si las mueve es de la mano de grupos internacionales del estilo de mis queridos Depeche Mode, que agotan entradas y duplican fecha siempre que vienen a Madrid últimamente. No obstante, la difusión del video de “Go Cain”, ayudó a que mucha gente prestara atención a esta mujer, más conocida tradicionalmente por su faceta de actriz. Incluso muchos conocidos que apuntan o se mueven al calor de música más comercial, dijeron cosas parecidas a “no suena nada mal”.

Najwa incluso recibió algún premio por mejor tema dance por “Hey boys, girls”, ahora que hago memoria, y como creo que ya referí antes. Hubo alguna que otra reedición, en la que cambiaron la portada original, que es esa instantánea de una Najwa subida a la mesa de un camerino, enfrentada al espejo de bombillas, con su cabeza agachada y con las manos llevadas a la misma, como si en un estado de histeria contenida se encontrase. El título del disco, esa petición de socorro, no sé si se puede enfocar como una alarma soltada al viento por Najwa para conseguir un éxito mayor que el obtenido por “Carefully”.

La explicación personal de que asocie este disco a estas fechas, además de porque salió o estuvo de actualidad por las mismas hace ya 6 años, es que fue uno de los discos originales que me animé a comprar en aquel agosto de 2003. Fue en El Corte Inglés de Alcalá de Henares por 11,95 euros, a lo que había que restarle un 10% por las rebajas veraniegas de esos grandes almacenes. Encontrar el disco a algo más de 10 euros de precio final, siendo novedad, y ver que tenía incluida la maravilla que sigo pensando que es “Go Cain”, fue lo que me movió a invertir parte de mi dinero en el mismo; a día de hoy para nada me arrepiento. Fue la banda sonora de mi vida por estas fechas 6 años atrás, marcando además el inicio de una feliz etapa personal en lo social y afectivo, que se alargó durante unos meses.

“Walkabout” de 2006, confirmó la continuidad de trabajo con Raúl Santos. Disco si cabe más exitoso sobre todo gracias al sencillo “Capable”, que incluso se utilizó como sintonía de algún que otro programa de la época. Este disco tiene una vuelta de tuerca más en lo que al carácter acústico se refiere e incluye joyas como “I’ll wait for us” o el atrevimiento de Najwa de cantar en francés de la mano de la deliciosa “Le tien, le mien”; un “debe”, en lo que su escucha se refiere, que suelto desde aquí a todos los lectores del blog. Además, por youtube, está el video promocional que se grabó de la misma, con lo que tampoco es muy complicado dar con ella.

Lo que nadie se esperaba, es que en 2008, regresara Najwajean con un nuevo disco titulado “Till It Breaks”. Es nuevamente un acierto de álbum y una obra muy elegante y variada, que abarca desde la delicada “Crime” a la rockera y subversiva “Wannabe”. Veremos cuándo se rompe esta unión con su antiguo amigo Carlos Jean, por parte de Najwa (si es que no se ha roto ya a estas alturas).

No obstante, reitero, sigo quedándome con el trabajo que Najwa hizo en el estudio con Raúl Santos. Este productor, nos mostró a la Najwa más sensible y delicada y ayudó a que la cantante tenga a estas alturas ese halo de artista de culto, el cual no podría ser de otra manera debido al género principal que profesa esta navarra. Según he podido ver por ahí, en breve tendremos nueva entrega por parte de la señorita Nimri, Najwa a secas en lo que la música se refiere (como mucho acompañado de Jean en algunas ocasiones). No tengo casi dudas de que lo que nos entregue esta mujer, será un nuevo placer para los oídos. De momento, hagamos llevadera la espera rescatando el que quizás sea su mejor disco en solitario. Go Najwa.

6 comentarios:

Deprisa dijo...

Desde luego nos sorprendió con su inicio musical y junto a Carlos Jean aún se nota más su calidad.

jairo F.Quindós dijo...

Abacab me ha sorprendido tu entrada de esta semana, la najwa que más conozco es la actriz y si he oido alguna canción, la verdad que a mi esta mujer me da loa sensación que tiene un halo mistico, extraño que suele enganchar. jajaja como te comente no tarde nada en descargar tu entrevista, grande has estado abacab, yo espero que obtengas ese 5º puesto aunque yo diria que te mereces el 1º. por lo que sabes y te curras.

Mariano Zurdo dijo...

A mí me pasa lo mismo que a Jairo, conócía mucho más su faceta de actriz, así que me has puesto más o menos al día con su faceta de cantante.

A ver si te dan un empujoncito y llegas a la 5ª posición (y que me lo den a mí también).

¡Aupa Atleti! (qué remedio).
Un abrazo zurdo para todos y todas.

Abacab dijo...

Voy contestando a los 3 primeros comentaristas.

Deprisa, como habrás podido comprobar, yo soy más partidario de la Najwa que trabaja junto a Raúl Santos, pero igualmente con Jean funciona muy bien.

Jairo, espero que te animes a escuchar a Najwa, ya que esas sensaciones que tienes sobre ella van muy encaminadas a lo que realmente es. Me conformaría con alcanzar el 5º puesto del concurso, pero me temo que es tarea imposible a estas alturas; aún así, no pierdo la esperanza.

Mariano Zurdo, ves? ya te metieron el empujoncito que te hacía falta y estás merecidamente en el 5º lugar. Yo a estas horas, ando alejándome del objetivo. Me alegro mucho por ti. Anímate a descubrir a la Najwa cantante, que merece mucho la pena. Y... también, aupa Atleti! (qué remedio igualmente).

Gracias por escribir.

serreina dijo...

La verdad, no he escuchado mucho su música, pero por lo que leo, quizá debería interesarme,... me pongo a ello.

Sin duda, ya tienes mi voto en los premios 20 blogs, recien horneado, espero te sirva, pues pienso realmente que debes estar más arriba en tu categoría.

Saludos y te sigo leyendo, ya me he hecho tu seguidor.

Abacab dijo...

Serreina, supongo que Najwa y su disco al menos no te horrorizarán. Espero de hecho que te gusten.

Muchas gracias por tu voto en el concurso y sobre todo por hacerte seguidor.

He visitado tu blog y es muy interesante; he estado muy liado esta semana. La próxima dispondré de más tiempo, pudiendo visitar más tranquilamente tu trabajo. Verás reflejados comentarios por mi parte en algunas de las entradas de las películas que revisar.

Gracias por escribir.