sábado, 2 de enero de 2010

1983 U2 - War

Llámenme oportunista si quieren o, mejor dicho, previsible, pero lo que no me podrán negar es que siempre intento ir acorde al momento del año que pasamos y proponer música adecuada a los días que vivimos. Si la pasada semana me dio por dar entrada a Mecano por 1ª vez en el blog, por el carácter navideño de “Ya Viene El Sol”, (no por su título, ya que más bien evoca al verano, sino por aquel concierto retransmitido en Navidad de 1985 en Tve de la gira del disco), y de su canción “Un año más” de “Descanso Dominical” (irremediable y orgullosamente asociada a la Nochevieja), me ha venido a la mente hoy U2 y su canción “New year’s day”. Este tema, precisamente ha sido sugerencia musical desde el blog de RUAH, en nuestro mensaje de felicitación del año nuevo.

De paso así regresamos a U2, que ya aparecieron por nuestro blog hace varios meses. En consecuencia, adivinarán que la elección de esta semana es el disco al que pertenece el tema mencionado en el anterior párrafo, es decir, el lp “War” del año 1983. Cambiamos por tanto radicalmente de etapa respecto a la época de la banda que analizamos en su primera visita al blog de la mano de “Zooropa”; con aquel disco de la 1ª mitad de los 90, U2 ya era un fenómeno de masas, quizás el grupo musical más grande en activo a nivel mundial, y atravesaban su etapa más experimental, que en su momento fue la peor valorada (por fortuna, el paso del tiempo ha ido dejando de lado esas injustas críticas negativas).

Allá por 1983, U2 editaba su 3er. disco de estudio tras sus prometedores 2 primeros trabajos “Boy” y “October”. Su 2ª obra supuso un estancamiento respecto al puntero “Boy”, que se escudaba férreamente en canciones como “I will follow” o “Out of control”. “October”, aparte de “Gloria”, no caló demasiado hondo a nivel internacional; hecho que se puede comprobar que en el recopilatorio de U2 “The Best of 1980-1990”, solamente se incluye la canción título y además como pieza oculta anexada a la final “All I want is you”, pasados unos segundos de silencio.

En estos tiempos, U2 no pasaba de ser una de las bandas con más nombre dentro de la hornada de la new wave, de la cual no había aún despuntado una más que otra, sino que había una primera línea con un puñado de formaciones con unos buenos lps de inicio. “War” tendrá su importancia en que U2 politizaría su mensaje, con la consecuente repercusión que ello tuvo y su subida de escalón necesaria para posicionarse buenamente de cara al asalto final que protagonizarían unos años más tarde.

Lo de la politización del mensaje de las canciones de U2, para darle un contenido importante a su música, viene explícitamente reflejado en la primera pista de “War”. No hay una forma más contundente de iniciar un disco que de la mano de “Sunday bloody sunday”. La canción describe la desolación, rabia y desesperanza que provoca la ocurrencia de un atentado terrorista. U2 lanzaba de esta forma su mensaje pacifista introduciéndose de lleno en la cuestión del Ira, que tanto preocupaba por aquellos días a su país de origen Irlanda. El ritmo militar de la base rítmica y la tremenda línea de guitarra creada por The Edge, permiten a Bono lanzar igualmente de forma muy intensa su proclama; “¿cuánto tiempo? ¿Cuánto tiempo tendré que cantar esta canción?” se pregunta Bono una y otra vez a lo largo del tema. Llama la atención que la canción no disponga de videoclip propio grabado expresamente (o eso creo). Sin embargo, para compensar y de paso ayudar a crear una imagen mítica y legendaria, está aceptado por la gente que la canción disponga como videoclip su fragmento del inigualable concierto en el cañón del Colorado “Under A Blood Red Sky: Live At Red Rocks”, con esas rotundas columnas coronadas por hogueras ardiendo a más no poder y Bono desfilando por el escenario en tan incomparable marco. Con esta canción, U2 empezaban a tomar la delantera de forma definitiva dentro del grupo de bandas de la new wave junto a las que surgieron. Todo nos parecerá poco tras este comienzo tan arrollador, sin embargo “Seconds” mantiene el tipo correctamente en el 2º lugar del track list del lp. El ritmo sin complicaciones, dentro del rasgueo de guitarra de la melodía principal, es de fácil gancho. Nos vale igualmente para no perder de vista el sonido de la banda que habían construido en sus 2 anteriores discos de estudio. En el 3er. lugar dentro del orden de las canciones de “War”, se dispone el otro clásico de la obra. “New year’s day” es una canción que destaca principalmente por esas notas de teclado y la fuerza de la guitarra de The Edge, con sus distintos riffs y partes, a cual mejor. Los primeros alaridos de Bono y el conciso, pero inigualable estribillo, dan forma a una de mis canciones favoritas de U2 de todos los tiempos. De hecho, dicho estribillo, tiene 2 variantes, una que dice aquello de “estaré contigo de nuevo” y la más intensa (o eso creo yo) cuando dice “comenzaré de nuevo”, con un Bono mano en pecho en el frío (e igualmente mítico) clip grabado en un bosque nevado de Suecia. Este videoclip, también es digno de comentar o reseñar, puesto que además de ser el único momento reseñable grabado para promocionar “War”, es uno de los favoritos de los seguidores de U2 de todos los tiempos. Esa localización tan extrema, con esos atuendos de soldados abrigados, con la bandera blanca (símbolo clave del disco y de la gira promocional) clavada en la nieve y esas caras tan sufridas (por la adversa climatología) de los componentes del grupo, dan lugar a uno de los mejores y más sencillos videos de la primera mitad de los 80. Como anécdota, en una entrevista The Edge comentaba que en su día se quejaron a la casa de discos, reclamando lugares más exóticos y amables, como los que visitaban Duran Duran en Sri Lanka; no obstante, al final de su discurso, admitía que este video conforma una de las imágenes más añejas y entrañables de la historia de este fenómeno musical masivo llamado U2. En lo lírico, la canción es una perfecta descripción de lo que es el día de año nuevo “todo está tranquilo en el día de Año Nuevo”, y a su vez una enumeración de los propósitos más ambiciosos y profundos que uno de puede hacer en ese día. Para terminar de hablar de “New year's day”, no hay que olvidar que una frase de esta canción daría el título al siguiente disco en directo del grupo. Lanzadas muy pronto las 2 balas con más pólvora de “War”, lo que queda no piensen que es baladí. “Like a song…” empieza con una batería amenazante a cargo de Larry Mullen Jr. y al poco tiempo entra Bono junto a la rockera guitarra de The Edge. Aquí Bono se muestra más contundente que nunca en todo el disco. En definitiva, es quizás la canción más acelerada y rotunda del disco. Intensidad desbordada y una gloria de rock en definitiva. Tras esta rotundidad, se da paso a la canción más curiosa de la obra. “Drowning man” es una canción con un sonido medio western, que si hacen un esfuerzo se la pueden imaginar como canción perfecta de apertura para cualquier película del género. Sonido subterráneo, forajido y Bono realizando distintas modulaciones de su voz, yendo del tono más grave a los registros más agudos que mostraba por entonces, antes de que conociera los falsetes.Choca pues bastante que después se meta la medio-graciosa “The refugee”, ya que “Drowning man” muestra un perfil muy serio y medianamente oscuro. “The refugee” se mueve dentro de unos coros que adornan de forma adosada a Bono, conformando una canción muy de la nueva ola y que de facilona, se te queda sin dificultad en la retina; no obstante, esta canción no es de lo mejor de la obra, si bien hay que decir que en otros discos posteriores del grupo, hubiera sido una alegría dar con ella entre tanto medio-pelo. Mucho más válida resulta “Two hearts beat as one”, al disponer de una melodía mucho menos rimbombante y contar igualmente con un Bono bastante correcto al micrófono. Este tema, curiosamente contó también con la grabación de un video promocional, con el grupo tocando en una azotea, al lado de lo que se supone que es una iglesia o catedral. Se trata de uno de esos videos que han quedado en el olvido, ya que como he comentado antes, la gente recuerda comúnmente el de “New year’s day”. En este clip, había también sitio para una especie de acróbata vestido de rojo, que va haciendo cabriolas por las calles, intercalando sus peripecias con imágenes de la banda tocando. “Red light” desconcierta por esos coros femeninos que abren la pista. El estribillo con Bono ofreciendo su amor, es otro de los pasajes que más se recuerdan del disco, si dejamos de lado los 2 clásicos que suponen la 1º y 3ª canción. Abundando en lo chocante (junto a esos coros de inicio), hay también tiempo para unas notas estridentes de trompeta. “Surrender” es de mis favoritas de la obra. Me gusta particularmente por tenerla también muy fuertemente asociada al comienzo de ese “Under A Blood Red Sky: Live At Red Rocks” de la gira del disco, pero en su edición de video, puesto que la del lp/cd original no la incluye. La repetición del título de la canción por Bono en la parte del estribillo es de una solemnidad pasmosa. Al llegar al final, no deja de sorprender que tras un disco tan rockero y vibrante, se cierre con una baladita (sonoramente hablando), que destaca en lo lírico por esa asociación con la canción que abría el disco en los versos de “¿cuánto tiempo habrá que cantar esta canción?”. U2 deja claro su mensaje en “40”, por si alguien había perdido la perspectiva al llegar al final. Sonido amable y emotivo, acertadamente dispuesto para rematar una obra clave y muy valorada (con mucha razón) dentro de la trayectoria de este grupo irlandés.

La edición de este trabajo y el anexo inestimable del disco y video en directo “Under A Blood Red Sky” de unos meses más tarde, permitieron a U2, como ya he mencionado antes, posicionarse de cara a conseguir ser una de las bandas con más éxito a nivel mundial. “New year’s day” y sobre todo “Sunday bloody sunday”, suponen clásicos innegables del repertorio de la banda y normalmente suelen estar incluidas en los repertorios de sus conciertos hasta la actualidad.

La portada evidencia una muestra del carácter sonoro del disco, es decir, un punto más de “mala leche” y rabia en las canciones, adoptando un enfoque menos alegre derivado de la new wave. Digo esto porque como muchos sabrán, la portada del disco de debut “Boy” de 1980, también tenía como protagonista de la portada la foto de un niño desnudo de medio torso para arriba, pero con una expresión relajada en su rostro. En esta ocasión, la cara del niño refleja un mayor cabreo, siendo este un matiz importante a tener en cuenta. No deja de resultar igualmente contundente el título del disco “guerra” y que las letras del nombre de la banda y del álbum estén en rojo intenso igualmente en la portada.

Los siguientes pasos lógicos de U2 para que alcanzasen el estatus de megaestrellas del rock, fue continuar con la vena política en su siguiente trabajo (con claras referencias en homenaje al personaje de Martin Luther King), aunque dulcificando un poco el carácter global del disco, dejando de lado la excesiva contundencia de “War”. Con esto “The Unforgettable Fire” (qué título tan precioso para un disco), se convirtió en otro álbum mítico por distintos motivos que algún día analizaremos a fondo en este humilde blog.

Tras haber demostrado que era una banda capaz de tener mensaje, llegaba el turno de demostrar que son capaces de hacer canciones globales, de esas que gustan a casi todo el mundo (y al que no le gusta es porque las ha cogido manía de tanto escucharlas). Por ello, “The Joshua Tree”, con la inmortal balada “With or without you”, consagraría definitivamente a U2. Sigo preguntándome qué hubiera sido del estatus de U2 si The Smiths no se hubieran separado a comienzos de 1987 y le hubieran dando un enfoque algo más comercial a su obra…

Resumiendo y finalizando, “War” es la obra más rockera y acelerada de U2 de toda su discografía. Igualmente les sirvió para diferenciarse claramente del pack de grupos con los que habían salido a la palestra y empezarían a forjar su leyenda con míticas actuaciones en directo. La duración de la obra no es muy larga y debido al ritmo de las canciones, cuando quieres darte cuenta estás escuchando los últimos “¿cuánto tiempo?” de la canción de cierre “40”.

Por entregas como esta, U2 se puede permitir el lujo de seguir en activo con la cabeza bien alta, más allá de que sigan llamando la atención por sus arrolladoras giras, con escenarios cada vez más imposibles y lanzando obras con mayor o menor acierto, que incluyan algún momento de sonrojo; por ello eso de decirles que a estas alturas qué bien nos vendría algún “The refugee” en los discos actuales de U2 de vez en cuando. Les dejo en compañía de Bono, The Edge, Larry Mullen Jr. y Adam Clayton. La próxima semana más.

9 comentarios:

lisebe dijo...

Vaya Abacab me perdí el post anterior con lo que me gusta Mecano, pero estaba de hospital, en fín dejemoslo...

U2 me encantan!!!! sobretodo en este LP me encantan Surrender, Red Light, y "40" aunque me gustan todas estas siempre las repito, la verdad es que un grupo muy bueno a mi entender, como siempre pongo el LP en Spotify para ir escuchando

lisebe dijo...

Decia que mientras leo voy escuchando el LP que propones, sí ciertamente para esta entrada de año es buena propuesta..

lisebe dijo...

Me dejaba The refugge que ahora escucho y también destaco de este LP, aunque he de decir que hay otros LP de U2 que me han gustado más.

Por cierto ahora ya se escucha muy bien la RUAH desde aquí.

Continuo escuchando

Feliz año!! 2010 Abacab

Besosssss

Luz de Gas RadioBlog dijo...

Aparte esa portada que es de las mejores que se han hecho para un disco

Feliz Ano

Abacab dijo...

Voy respondiendo a los primeros visitantes de la semana.

Lisebe, ya me pasé por tu blog. Siento lo del hospital y todo ello. Sé por experiencia que es duro. Sobre U2, me alegra que te guste el disco y que sigas haciendo tan buena práctica escuchando el disco a medida que lees el artículo; esa es la idea que siempre tuve y tengo del blog. Feliz 2010 igualmente para ti.

Juan de Luz De Gas, la verdad es que esta portada de U2 es mítica. La rotundidad del rostro del niño (en comparación con la de "Boy") es una declaración de intenciones. Como ya hablamos hace unas semanas, que los disfrutes en tu ciudad, si es que te sacas la entrada para dentro de unos meses. Feliz año igualmente para ti.

A los 2 deciros que celebro vuestra puntualidad de visita cada semana. Gracias por escribir.

nimboestrato dijo...

¿Qué te voy a decir yo de este disco? Sabes que para mí U2 son lo más grande (por ello uso su música en todos los cortos que puedo), e incluso creo que sus últimos discos son bastante interesantes.

Pero es que War es el principio de toda su grandeza, especialmente en directo. Esa fuerza vocal de Bono y esa facilidad sónica de Edge son lo que hicieron grandes a estos tíos...

Aunque WAR es un excelente disco no es uno de mis favoritos de U2. Eso sí, 'New Year's Day' me parece una de sus 10 mejores canciones de siempre. Y también me gusta 'Drowning Man' y su juego de guitarras. Y '40', un hito de los directos de U2 usado para cerrar muchísimos conciertos (incluídos varios en los que he estado yo!!).

Espero con ansias tus revisiones sobre 'The Unforgettable Fire' (totalmente de acuerdo en que es un nombre precioso para un disco) y 'The Joshua Tree', sus cumbres ochenteras. Y porque no, de 'Achtung Baby' para mí su mejor disco de calle.

Gracias por esta entrada y sigue currandotelo tanto crack!!! Feliz año!

serreina dijo...

Vaya grupo y vaya disco, impresionante, y genial la entrada.

Como siempre, me trae buenos recuerdos de cuando veía sus videoclips por la tele.

Tengo que reconocer que al principio no me gustaban, pero era más porque los veía en cierta manera rivales de dos de mis grupos favoritos: Dire Straits y Police, pero eran cosas de la infancia, porque la realidad era otra,...rivalidad, que imaginación tenía,... quizá porque a mi hermanod, le gsutaban más que a mi, y ya se sabe en esos años, la rivalidad con el hermano, puede más que la razón.

Feliz año de nuevo y un abrazo

jairo F.Quindós dijo...

Abacab, me ha impactado demasiado la portada, la verdad que la expresion de la cara es increible, buena banda la que abarcas hoy y una de las más longevas 30 años de exitos ni más ni menos y un cantante siempre dispuesto en causas sociales, bien marcado por sus raices, de nuevo un placer leerte, ya queda poco pa que acaben las fiestas espero que los reyes magos se hayan acordado de ti hoy, un saludo amigo.

Abacab dijo...

Nimboestrato, sabía que esta entrada iba a ser de tu agrado. Llegará el día de la revisión de "The Unforgettable Fire", pero supongo que tardará un tiempo por aquello de la rotación de grupos en el blog. Gracias por tu apoyo.

Serreina, coincidimos en eso que comentas de las rivalidades grupales. A mi también me sucedió en la adolescencia, pero por fortuna, algunos como tú y yo, al madurar superamos esas barreras inútiles que nos frenan el disfrutar de cosas buenas. De igual forma, nuevamente te deseo feliz año 2010.

Jairo, suponía que esta revisión podría gustarte. Los Reyes se acordaron algo de mi, por fortuna. Espero igualmente que se portaran bien contigo, ya que de nuestro Atleti se acordaron para traerle genuino carbón de las minas onubenses de Riotinto... Un fuerte abrazo amigo.

A los 3, gracias por escribir.