sábado, 4 de septiembre de 2010

Concierto Hombres G. Alcalá de Henares (28-08-2010)

Ni de cerca el grupo formado por los carismáticos David Summers al bajo, Daniel Mezquita y Rafael Gutiérrez a las guitarras, y Javier Molina en la batería, es una de mis bandas favoritas. De hecho, no creo que estén siquiera entre mis 100 grupos favoritos. No obstante, no nos confundamos: esto no es óbice para que un puñado de canciones de su repertorio me gusten y para que reconozca que este cuarteto tiene un directo de lo más interesante.

De hecho, con el concierto que viví este pasado sábado en las fiestas de Alcalá de Henares, sede de la radio donde uno hace sus pinitos y flanes por las tardes (nuevo homenaje al gran Tino Casal en estas palabras), ya sumo 3 veces que me he pasado a ver a esta banda de gran éxito. La 1ª vez recuerdo que fue en un concierto exclusivo en la sala Joy Eslava un jueves por la noche en octubre de 2005. Gracias a unas invitaciones, conseguimos acceder al recinto sin pagar un solo duro, y realmente salí encantando de aquel concierto, pues estos chicos no escatiman en sus shows y ponen toda la carne en el asador, traducido en que en el set list no se olvidan ninguno de sus pelotazos en forma de canción.

Una experiencia distinta, respecto a aquella primera vez en la que el ambiente, a pesar de ser desaforado y muy fanático, era más íntimo y reducido, fue la que tuve ocasión de ver en mi municipio Torrejón de Ardoz, en las fiestas populares de junio de 2008. Con el recinto ferial abarrotado, los Hombres G se postularon como el grupo estrella de las fiestas, que suele ser el que se lleva la actuación del martes por la noche, como cierre perfecto o colofón a los 5 días de fiestas. Recuerdo acudir solito a aquel concierto, y no me maté por disponerme en las primeras filas, sino que lo vería a unos razonables metros de distancia del escenario. El espectáculo fue bastante parecido, salvo el añadido de algún tema del disco “10”, respecto al directo del grupo que viví en la sala Joy Eslava un tiempo atrás.

Un amiguete, según se enteró del cartel de las fiestas de Alcalá de Henares, llevaba dándome la barrila desde comienzos del verano para acudir a ver el concierto de la banda programado para el sábado 28 de agosto a las 22.30h en la huerta del Palacio Arzobispal. Y, entre que el concierto era gratuito (años atrás cuando vinieron a Alcalá con motivo de la gira de “Peligrosamente Juntos”, el concierto fue de pago, al que por cierto acudió mi amigo instigador de la idea de asistir el pasado sábado) y era un sábado, estando todavía de vacaciones, me animé a asistir junto a otro amigo que se sumó a la expedición completando el trío.

La experiencia podría ser parecida a la de hace 2 años en Torrejón de Ardoz, de no ser porque llegamos justo cuando abrían las puertas del reciento y conseguimos disponernos en 2ª fila, justo delante de la zona dominada habitualmente por el gran Dani Mezquita y sus guitarras. De esta forma, la intensidad vivida durante el show fue muy superior a la que experimenté hace 2 años, ya que aquel día ni quise adentrarme en las primeras filas, ni hubo opción para ello. Como siempre, desde aquí hasta el final del artículo, entre párrafo y párrafo, les iré intercalando las mejores fotos que saqué durante el concierto; decirles nuevamente que las valoren en su justa medida, pues por algún error estúpido informático de la tarjeta de memoria, muchas fotos no salieron (ya llega el problema del velado, en este caso informático, a las cámaras digitales), pero por fortuna sí que se salvaron unas cuantas.Una de las sorpresas agradables fue ver que había telonero, y más allá de ello, poder comprobar la calidad de los mismos. La banda se hacía llamar The Monomes, y su repertorio era completamente en inglés. Una formación de 6 componentes (incluyendo entre ellos a un saxo), que nos ofreció alrededor de media hora de excelente música. Entre las joyas que nos ofreció este grupo, figuró una cañera versión de “Ghostbusters” de Ray Parker Jr. de la banda sonora de “Los Cazafantasmas” y una que mencionaron que ha sido su último single que sonó brutal; trasteando en su myspace creo recordar que es una que se titula “All aloner”, es la pieza menos inmediata y más sombría, y en definitiva una preciosa composición (en parte me recuerda a algún pasaje del corte de Prefab Sprout). El grupo en sí se llama The Monomes, se lo repito para que lo recuerden, y les sugiero que tomen nota de los mismos, ya que tanto musicalmente como en escena son brillantes; mención especial al respecto tiene su vocalista, de nombre Edward Frank según tengo entendido, que sabía moverse muy bien por el escenario. Durante su actuación, avisaron que en septiembre lanzan su primer disco de larga duración. Estaremos atentos, visto lo visto. De momento, les recomiendo que visiten su myspace, para que puedan escuchar algún tema de su repertorio. Arriba del párrafo, una foto que pude sacar a The Monomes mientras eran los protagonistas del escenario.Y tras esta propina inesperada y de tan alto nivel de exigencia, llegaba el plato fuerte. Con algunos pocos minutos de retraso sobre las 22.30h previstas, hacían acto de presencia los 4 Hombres G, acompañados de un teclista añadido para dar forma a sus composiciones en directo. Y el comienzo como siempre es arrollador, a la par que una proclama de lo que el grupo busca al comenzar un espectáculo, que la gente lo pase bien. Tras “Voy a pasármelo bien”, llegaba el turno a una de mis favoritas “El ataque de las chicas cocodrilo”; una canción que mucha gente llama “Has sido tú”, como también sucede con “Devuélveme a mi chica” que muchos creen que se titula “Sufre mamón” (como la película del mismo título). Y es que el mencionado “has sido tú” y el resto del estribillo, desde hace mucho tiempo ha sido una de las melodías que más me atrajeron de Hombres G. Junto a “Venezia”, de mis primeras experiencias con el grupo. A continuación, pueden ver a David batiéndose el cobre codo con codo con Rafa.Vayamos por partes. Y es que dentro del repertorio de Hombres G suele haber un bifrontismo (como diría José Mª Cano de Mecano) entre las canciones moviditas o con un punto gamberro, y por otro lado las canciones de la parte más sentida o ñoña, que tantos corazones de quinceañeras rompieron en la 2ª mitad de los años 80. Y de este palo hubo unas cuantas como fueron “En la playa” o “Te quiero”. Por la zona en la que estuve situado, era más sencillo escuchar a las chicas jovencitas (sí, sí, jovencitas, nada de mujeres de treinta o cuarenta y pocos años, que también las había… Que luego se me mosquean como con la crónica del concierto de Spandau Ballet) dejándose las cuerdas vocales en cada una de ellas, que al bueno de David Summers al micro. Del lado más sentimental de la discografía de Hombres G, quizás mi favorita sea “Si no te tengo a ti”, y por fortuna no faltó en los primeros minutos de concierto. Dentro de su lenta cadencia, hay lugar para ciertos pasajes de corte ligero que son una maravilla. Abajo vemos a Dani Mezquita en solitario; quizás el componente de Hombres G que mejor me cae, posiblemente influido por la empatía ante el hecho de que compartimos una gran capacidad nasal.No obstante, a un servidor le gusta más el lado cañero y macarra que tenían los Hombres G. Por eso, recibí con buen ánimo temas como el simpático “Nassau”, del cuál recuerdo como aquella niña pamplinas que le jodía la vida a David Summers en “Suéltate El Pelo” bailaba de forma muy sosaina el tema en la piscina de un hotel del Caribe en aquella mítica y entrañable película. Y es que no olvidemos, que aunque parezca extraño, Hombres G es un grupo pop con su toque ska y cuando se aceleran, como ocurre en el estribillo de “Nassau”, en el que David narra lo que serían unas “horribles vacaciones” (como dirían 10CC), el ritmo y energía que transmiten es bastante importante; como curiosidad recuerdo haber visto en una biografía de Hombres G una foto promocional con una pose a lo Madness, que abunda en los retazos ska de la banda. En la siguiente foto observamos a David, vigilado atentamente por Javi a sus espaldas desde su batería.Merece una mención el instante en que sonaron los compases de “Suéltate el pelo”, en la que como es tradición, se tiró un sujetador al escenario, siguiendo la invitación que en la letra hay a ello; en la Joy Eslava recuerdo que hubo una lluvia más intensa de dicha prenda íntima femenina, de tal forma que los Hombres G podrían haber puesto unos saldos si les hubiera venido en gana. La siguiente imagen muestra a David y Dani afinando y afilando sus armas musicales en mitad de una canción.Antes de los bises fue cuando llegó para mí el momento esperado en cada uno de los conciertos de los Hombres G a los que he asistido. “Visite nuestro bar” es mi tema favorito de la formación y siempre suele estar dispuesto como cierre de la parte troncal del concierto. Recuerdo aquel concierto en la Joy Eslava en octubre de 2005, en el que la banda se acompañó de una pequeña sección de viento, y ver como Dani Mezquita parecía no creérselo mientras tocaba la canción. David Summers dedicó como siempre este primerizo éxito del grupo, tema de apertura del mítico lp “La Cagaste… Burt Lancaster”, “a todos los borrachos” y se convirtió en uno de los momentos más animados de la noche. Para mí, como ya he dicho, el punto culminante.Y no podemos obviar que dentro de la historia de Hombres G hay un antes y un después, debido a aquella interrupción temporal de varios años, en la que incluso David Summers se atrevió con algún trabajo en solitario (me viene a la memoria un disco en el que en la portada salía David afeitándose o algo así). De la etapa más reciente de la banda, la del glorioso regreso de la mano del lanzamiento de “Peligrosamente Juntos”, se incluyeron los singles o canciones más sonadas, como aquel rítmico y tema ska “No te escaparás”, la sentida “Lo noto”, el vínculo de sangre con El Canto Del Loco “¿Por qué no ser amigos”, y otras composiciones como “Me siento bien” de su trabajo “10”. También se hizo hueco a un tema que se va a incluir en su próximo disco titulado “Separados”.No podían faltar los grandes bombazos de la noche y éstos estuvieron dispuestos en el 2º y último bis. Se encadenaron “Venezia”, “Marta tiene un marcapasos” y “Devuélveme a mi chica”. Como no, al retornar a las tablas para “Venezia”, el batería Javier Molina se volvió a marcar un discurso ante el público, apretándose de paso un buen lingotazo de alcohol, antes de entonar esa intro medio operística. El resto del grupo, tras el momento de lucimiento personal de Javi (en el concierto de la Joy Eslava recuerdo que se puso algún sujetador de los que las fans les habían tirado y hasta de forma onírica me viene a la cabeza que hasta hizo un calvo; por otro lado, en el concierto en Torrejón, dedicó el tema a los tifosis italianos, debido a la por entonces reciente eliminación de su selección por parte de la selección española en aquella gloriosa Eurocopa de 2008), el resto del grupo volvieron a escena para dar lugar a otro de los grandes momentos de la noche con este gran tema, que igualmente fue la 1ª canción que recuerdo de Hombres G, pues en su día siendo muy pequeño la escuchaba en la radio o en la televisión. Abajo, podemos ver a Javi como dueño del escenario, mientras se dirigía al respetable.“Marta tiene un marcapasos” tampoco es que me haga mucha gracia, a pesar de su ritmo; no sé, pero esa letra gore-erótico-festiva nunca me ha hecho tilín. Aún así, el público se movió como loco con este acelerado tema y también lo cantaron y corearon a pulmón abierto, debido a que siempre la banda concede al público la oportunidad de entonarlo antes que ellos. Como siempre, Hombres G se guardan un as o un triunfo para la última baza y terminaron el concierto en lo más alto con “Devuélveme a mi chica”. El público alcalaino terminó de enloquecer (por si no lo había estado a lo largo de la hora y 3 cuartos que duró el show) y la banda finalizó satisfecha y encantada de la respuesta conseguida de parte de la ciudad complutense.
Vuelvo a lo mismo con lo que empecé esta crónica: Hombres G no está ni de lejos entre mis grupos favoritos; no obstante, es una banda con una generosa cantidad de canciones con buen ritmo y que tienen un directo que entretiene bastante. Además, a estos cuatro muchachos todavía se les ve disfrutar en escena, casi de la misma forma que hacían cuando empezaron hace ya cuarto de siglo atrás. Sin duda, una experiencia satisfactoria, no solo por el buen hacer de los Hombres G, sino por descubrir a una banda tan interesante como The Monomes. Concluyendo esta crónica, decir que Hombres G, como era de esperar, triunfaron en su visita a Alcalá de Henares y ofrecieron un espectáculo cercano a las 2 horas que dejó contentos a los que acudieron al recinto. Espero que les haya gustado el post. En breve, más artículos de la sección de conciertos. Este otoño, viene cargadito…

7 comentarios:

lisebe dijo...

Ufffff Abacab lo siento pero este grupo nunca me ha gustado siempre formó parte de ls fans pijas de la Urbanización donde yo vivía en Collado Villalba... y ahora de mayores me caen tan mal o peor que antaño..

Gracias por pasarte por mi espacio..
Sabes llevo muy mal el año y más sin vacaciones.. tengo casi todos los posts programados...NO TENGO TIEMPO . Y éste Agosto ha sido de agobio total con el trabajo...Dichosa crisis para los pobres!!!

Besos amigo mio y feliz finde

Anónimo dijo...

Querido Abacab.
Mil Gracias por tu generosa y simpatíca mención en tu blog. Nos emociona el saber que hay gente que aprecia nuestra música. Personas como tú sois las que haceis que esta profesión merezca la pena y la que nos ayudais a seguir adelante en un mundo tan duro como el de la música.
Ahora sabemos que por lo menos hubo alguien escuchandonos el Sabado. Fue una muy buena experiencia y nos lo pasamos estupendamente con el público de Alcalá.

Si disfrutaste el Sabado estate pendiente de nuestro nuevo disco, creemos que lo disfrutaras aún más.

De nuevo mil gracias por tu apoyo y nos vemos en nuestro próximo concierto. Aquí tienes a 6 nuevos lectores!

Un fuerte abrazo,
The Monomes

themonomes2010®

jairo F.Quindós dijo...

Bueno abacab a mi si me das envidia jijijiji, a mi las canciones de los hombres G siempre me han echo mucha gracia, en fin siempre me han gustado, Venezia y el ataque de las chicas cocodrilo siempre me arrancan una sonrisa y me animan y la de separados sinceramente la conoci en un momento de mi vida que cuando la escuchaba me sentia muy identificado, esta banda aun perdura y sin duda para bien o mal son un referente del pop de los ochenta buena entrada amigo y un gusto seguir leyendote

Manuel Sánchez Acero dijo...

Míticos!!

Marta tiene un marcapasos!! Mi preferida :)

Un abrazo, Abacab,

Manu.

serreina dijo...

Yo tampoco soy muy fan de Homgres G, pero si que guardo buen recuerdo de algunas de sus canciones, y por supuesto de sus dos locas películas, que en mi tierna infancia me hicieron reir a gusto.

Por lo que leo, el directo debe ser de lo mejor del grupo, así que no tengo que perderlos de vista si alguna vez recalan por Zaragoza city.

Y también me interesa lo de los Momones, me hagustado lo de Ray Parker Jr. y su Ghostbuster, con más caña, lo tengo que buscar seguro que me gusta.

Un abrazo

Lillu dijo...

Yo le tengo un cariño especial a Hombres G, porque de ellos fue el primer concierto al que fui, con 12 años :D Tengo toda su discografía y me parecen unos músicos muy correctos y además muy generosos, sobre todo en comparación con otras bandas que se ven por ahí. David Summers también es un buen letrista, aunque poco reconocido como tal. La mayoría de la gente los critica pero casi todo el mundo se sabe sus canciones, qué curioso :P

saluditos

Abacab dijo...

Lisebe, quizás en parte también tenga yo esa percepción, pero en definitiva no me disgustan Hombres G. Estamos igual, yo tampoco tengo tiempo para casi nada últimamente.

Anónimo/The Monomes, muchas "de nada". Creo que hacéis muy buena música. Por supuesto que estaré atento a vuestro disco; de hecho, si queréis me lo podéis enviar y le dedico un artículo semanal, y hasta podríamos tratar a posteriori un programa en la radio en nuestra 2ª temporada.

Jairo, particularmente de las que citas me gusta "El ataque de las chicas cocodrilo". Estuvo muy bien el concierto; espero que algún día les puedas ver en directo, pues merece la pena. Un fuerte abrazo amigo.

Manuel Sánchez Acero, jajajaja, justo la que a mi no me gusta! Un abrazo para ti también.

Serreina, todo lo que apuntas o te apuntas es acertado: ver algún día a Hombres G, si pasan por Zaragoza, y echar una escucha a The Monomes. Un abrazo igualmente.

Lillu, en gran parte tienes razón, ya que aunque algunas canciones tienen una letra algo plana, hay otras composiciones de David Summers que son bastante buenas.

A todos, gracias por escribir.