sábado, 17 de diciembre de 2011

U2 - Achtung Baby (1991)

Hace poco el bloggero Nimboestrato, seguidor habitual (y desde hace ya tiempo) de esta bitácora, me propuso a través de las redes sociales (Twitter más concretamente) que por qué no hacía el post correspondiente al análisis del disco “Achtung Baby” de U2 ahora que se cumplen 20 años de su edición y que la efemérides se ha conmemorado con una de las ediciones coleccionistas más apabullantes que se han visto en la historia de la industria discográfica. Uno es amigo de atender las propuestas razonables y lo planteado por Nimboestrato creo que lo es por lo apropiado del momento.

En todo caso, aquí nos vamos a centrar en analizar y revisar el disco original y no nos meteremos en diseccionar el nuevo paquete para coleccionistas que ha sido editado, el cuál creo que contiene de primeras 6 cds y no sé cuántas más cosas. “Achtung Baby” dispone de 12 canciones realmente estupendas en la mayoría de los casos, que ya permiten extenderse en demasía al hablar sobre ellas casi sin proponérselo. En este año he intentado sintetizar los post, no divagando tanto, pero no sé si hoy me será posible comprimir mis pensamientos y reflexiones sobre U2, este disco suyo y la época que vivían cuando lo sacaron al mercado.

Pongámonos primero en antecedentes. El anterior trabajo de estudio de este mítico cuarteto irlandés compuesto por Bono como vocalista, The Edge a la guitarra, Adam Clayton al bajo y Larry Mullen Jr. en la batería databa de 1987 y con el mismo U2 se convirtió en el nuevo fenómeno del rock mundial. “The Joshua Tree”, sobre todo gracias a sus 3 principales singles, que a la vez coinciden con sus 3 primeras canciones en el track list, supuso un estremecimiento brutal en el mundo de la música y terminó de consagrar a unos U2 que ya habían mostrado maneras muy interesantes en sus 2 anteriores discos “War” y “The Unforgettable Fire”, en los cuáles ya había aparte de buenas melodías mensaje social y político en las letras.

El éxito de “The Joshua Tree” permitió una promoción larga, con una gira por Estados Unidos que quedaría inmortalizada en el irregular pero efectivo “Rattle And Hum”, del cual salió otro éxito en forma de número 1 como single de título “Desire”, que mostraba a los U2 más cercanos al rock clásico y con un claro guiño a su público de Estados Unidos, tierra por la que Bono siempre se sintió atraído.

Sin embargo, lo mejor de “Achtung Baby”, disco protagonista del presente artículo y siguiente entrega de Bono y cía. 4 años después de “The Joshua Tree” es que demuestra que U2 no cayó en la autocomplacencia ni en la inercia del éxito, sino que el grupo buscó innovar. De ese concepto o enfoque más clásico en “The Joshua Tree” se pasa a la introducción de un componente más electrónico y eléctrico que le daría una fuerza, contundencia y ritmo a las canciones increíble.

También se produjo un cambio de estética, y del pelo con coleta de Bono, sus chalecos sobre su torso desnudo y los pantalones vaqueros con botas texanas, se pasó a la chupa de cuero, una medio melena engominada y unos pantalones oscuros ajustados para dar forma a uno de sus primeros alter-ego en la forma de The Fly (igualmente título de una de las mejores composiciones de la nueva obra). Esto de los personajes que se creaba Bono sería considerado como una ida de olla del cantante, pero en todo caso forman parte clarísima de la estética y actividad de U2 en los 90, al menos durante su primera mitad. Creo que como introducción ya está bien. El disco habla por sí solo. Pasemos a analizar cada uno de sus temas y luego abordamos las conclusiones y panorama posterior que afrontarían U2 tras su publicación.

Las corrosivas guitarras de The Edge y la cáustica batería se abre paso en los primeros compases, para posteriormente entrar Bono con sus coros y luego poder escucharle medio distorsionado, con ese enfoque ácido y poco amable que caracteriza a “Zoo station”. Es una declaración de intenciones este comienzo, alejado del rock tradicional profesado en “The Joshua Tree” y también en un single como “Desire”. Se aprecia desde este comienzo, bastante cañero, que no nos vamos a encontrar más de lo mismo y que parecía que el grupo evolucionaba. Primer clásico en el 2º lugar del set list con “Even better than the real thing”. Junto a la posterior “The fly” tema paradigmático de “Achtung Baby” y claro definidor de su sonido rockero, pero con unos matices eléctricos y electrónicos evidentes. Bono se muestra hedonista en esta composición en la que las guitarras de The Edge apuntalan claramente su leyenda. No obstante, es curioso que “One”, que es la siguiente composición que escucharemos, sea el tema más recordado a nivel colectivo. Personalmente estimo que para los seguidores reales de U2, al margen de que sea un grupo que guste de forma generalista a un amplio porcentaje de la población, hay una mayor estima por la previa “Even better than the real thing” o “The fly” por su significado en la obra de los irlandeses. Sin embargo, no podemos negar la evidencia de que “One” es una composición bonita, de las más sentidas y acertadas de U2 en el plano de las baladas de amor o desamor, y que nos hace mirar con nostalgia el pasado con respecto a patinazos no muy lejanos en el tiempo como “Sometimes you can’t make it on your own”. Las guitarras de The Edge suenan calidas y Bono se muestra como un vocalista perfecto en esta composición de sentir desesperanzado que tanto encanto le confiere. La letra es destacable de principio a fin, muy acertada y emotiva, muy emotiva. Un gran tema y un clásico del repertorio de los irlandeses, que se mereció la grabación de más de un videoclip promocional (muy acertado es ese que muestra a Bono sentado en una cafetería). Retornamos a las texturas eléctricas animadas de las guitarras afiladas de The Edge en otro tema que es paradigma del nuevo sonido de U2 en aquellos días, la acertada “Until the end of the world”. Me resulta algo gracioso la interpretación dejada de Bono ante frases como “tú estabas comportándote como si fuera el fin del mundo”, claramente quitando importancia el bueno de Paul Hewson a la cosa. Pasamos a un sentir más propio de “The Joshua Tree” con “Who’s gonna ride your wild horses?”, aunque no podemos obviar que hay matices de la producción que la acomodan al conjunto de “Achtung Baby”. No obstante, el sentir épico está cercano en su estribillo a ratos a esos pasajes que dejan sin aliento de “Where the streets have no name”. Quizás tanta carga emocional en esta pista hace más que necesario un medio tiempo, y eso se consigue de forma balsámica en la comedida y coqueta “So cruel”, un tema que quizás en los primeros momentos se te puede pasar desapercibido, pero con el tiempo acabas identificando y celebrando que la escucha llegue a sus tierras. Bono nuevamente está excelente como vocalista en esta pieza que no deja de resultar algo exótica en la envoltura de este rock eléctrico de “Achtung Baby”, con esa cadencia rítmica tan tranquila en la base con la batería tan orgánica de Larry Mullen Jr.; como curiosidad, porque quizás no se percaten de ello, decirles que “So cruel” es el tema más largo en duración de la obra, cosa que me parece increíble, porque se me pasa volando su escucha.Llega para mi gusto el gran momento de la obra. El paradigma del cambio de U2. Si además fue escogido como 1er. single por algo será. “The fly” combina todos los elementos de evolución sonora del grupo y sobre todo destaca por varias partes de las guitarras de The Edge que son de lo mejor que este hombre ha hecho a lo largo de su carrera como músico. La letra es solemne y en el videoclip tan nocturno, lleno de proclamas rotundas en pantallas luminosas, muestra a Bono poseído por su alter ego que precisamente coge su nombre o apodo del título de la canción, con esas gafas de sol enormes cuáles ojos de mosca y ataviado con ese look rockero o cyberrockero con las chupas de cuero y demás. Monumental tema, dispuesto estratégicamente en mitad de la obra, pero que sin embargo y de forma injusta está a la sombra de la balada para todos los públicos “One”. El sonido Madchester, tan en boga en aquellos días, también es una evidencia en parte, solamente en parte, dentro de “Achtung Baby”. El pasaje donde más claramente se ve eso es en “Mysterious ways”, que por lo visto Bono dedicó a su hijo. Bajo mi punto de vista es el tema más flojo de la obra, pero afirmar esto solamente pone en alza el valor del disco, ya que para nada este tema es malo; ójala U2 a día de hoy pudiera componer a la altura de esta pieza. Fabulosa balada nocturna, no solo por que se mencione a las 6 de la madrugada en su letra, nos encontraremos ahora con “Tryin’ to throw your arms around the world”. Un día regresando de juerga a esas horas (o quizás un poquito antes) dio la casualidad que tenía el disco en la cadena de música de mi cuarto, y antes de dormirme me la puse. Les recomiendo que hagan la prueba, ya que he experimentado pocas veces una conjunción de sensaciones parecidas a las que sentí al escuchar este tema, con la luz de las farolas entrando por las ventanas de mi cuarto, mientras que mi cuerpo iba quitándose de encima el frío de la madrugada ya dentro de la cama. No obstante, es un tema que suena bien a la hora que suene. Ahora, mientras escribo esta parte del post, son las 16.21h y tampoco queda nada mal con ese lento decaer del sol a estas horas en estos últimos días de otoño. Estamos ante una composición delicada, sentida, emotiva y muy bonita. De las grandes joyas ocultas del disco, pero es que “Achtung Baby” tiene varios ejemplos de canciones no tan conocidas que son de 10 sobre 10. Otro ejemplo, más cercano al carácter rockero electrónico del disco es “Ultraviolet (Light my way)”. No obstante, la fuerte carga emocional del estribillo, con ese “Nena, nena, nena, alumbra mi camino”, hace que pueda suponer la perfecta unión entre el sentir de pasajes de “The Joshua Tree” con “Achtung Baby”. En tanto a este tema, un colaborador habitual de nuestros coloquios (de hecho el único que ha asistido a todos de momento) Mariano González, hizo un post en su blog acerca de este tema. Les dejo aquí el link para que le echen un vistazo y de paso promocionar su trabajo como bloggero, el cual no entiendo por qué no se da más empeño en sacar a la luz, pinchen aquí . Sencillamente fenomenal y muy pegadiza, además de sonar bastante heroica. Me encanta. “Acrobat” se muestra como uno de los momentos de mayor rabia vocal empleada por Bono. Sin hacer uso del sonido eléctrico más potente, “Acrobat” destaca por ser de los momentos más contundentes de la obra, que a su vez pondrán el puente de plata al final de la obra, concretado en la desgarradora y nuevamente emotiva “Love is blindness”. Una balada sombría y amarga, que a su vez puede considerarse como ítem o ejemplo pocas veces tratado por U2 en su discografía, pero que en esta ocasión afrontaron de forma magistral.

U2 tardaron 4 años en editar nuevo disco tras “The Joshua Tree”, pero esta espera les permitió entregar un trabajo perfecto y que para nada redundaba en las formas que profesaba el disco que permitió a los irlandeses dar ese salto de calidad en 1987 y que les encumbró como las nuevas promesas del rock tras llevar un tiempo rondando la corona mundial musical con “War” y “The Unforgettable Fire”.

“Achtung Baby” superó las expectativas, las cuales ya eran de por sí elevadísimas, lo cual, como ustedes entenderán, no era nada fácil. La locura se tornó en demencia desbordante, con U2 inaugurando un canal propio de televisión, Bono creándose alter egos como el mencionado The Fly y más tarde Mr.Macphisto, haciendo una gira descomunal mundial, con un montaje que quitaba el hipo y en mitad de todo ello, allá por 1993 (no vean ustedes si dio de sí la promoción del disco; no era para menos), sacar nuevo disco, que ya no gustó tanto a todos.

Y es que “Zooropa” les supuso un duro golpe de crítica y de parte de sus seguidores, que ya no vieron con buenos ojos el que se girara un poco más la rueda de matices electrónicos en el sonido del grupo. Consecuencia de ello el grupo tardaría ya otros 4 años en editar “Pop”, aunque eso sí, con canciones y cosas interesantes entre medias, como esa colaboración con el tenor Luciano Pavarotti en “Miss Sarajevo” o la correcta “Hold me, thrill me, kiss me, kill me” para una de las películas de la saga de Batman de mediados de los 90; si hasta Clayton y Mullen Jr. se hicieron un tema instrumental para “Misión Imposible” y el grupo colaboró activamente en la canción “Goldeneye” del regreso de James Bond de la mano del paniaguado Pierce Brosnan.

Lo que pasa es que “Pop” se llevó más palos aún que “Zooropa” y luego en el nuevo siglo el grupo se bajó los pantalones, retornando con más miedo que vergüenza a las formas rockeras, pero con poco sentimiento o emoción en sus melodías (lo peor que le puede pasar a un grupo: que no suene mal, pero que a la vez no emocione). Esta es mi opinión, pero habrá otras, faltaría más. Ya reivindiqué a “Zooropa”, siendo el primer post de U2 que publiqué en el blog, y ya romperé una lanza por “Pop”, pero hoy toca quitarse el sombrero ante uno de los discos más importantes editados en los últimos 30 años. Es difícil estar a la altura de la obra cuando se escribe de ella, de hecho no creo que lo haya estado, pero bueno, estas son mis impresiones y termino ya, porque me da la impresión que podría haber hablado mucho más sobre el disco y un servidor de ustedes tiene vida al margen de este blog. Que ustedes lo pasen bien con “Achtung Baby”, ese disco que recoge ese curioso collage de imágenes en su portada; siempre es una gloria poder pasar una hora de buena música en su compañía.

De nuestro programa de radio, decirles que este miércoles será nuestro último estreno del año y que hasta el 11 de enero no habrá más programas nuevos los miércoles, sino que se emitirán repeticiones, como ya sucede en &radio los lunes, martes y jueves a las 21.00h. Este miércoles pues, a las 23.00h en RUAH y a las 21.00h en &radio sonará el programa que dedicamos a Level 42 y su disco “Standing In The Light”. Pedirles por otro lado disculpas por el fallo de emisión en ambas radios este pasado miércoles de la 1ª parte del Especial Mecano que anuncié por las redes sociales, y recordarles que el audio del programa sobre The Specials y su primer disco ya está subido a nuestro perfil de Ivoox para que se lo descarguen o al menos lo escuchen.

4 comentarios:

nimboestrato dijo...

Soberbia reseña de un soberbio álbum!!! Para mí, el mejor disco de siempre.

Estoy muy de acuerdo en lo de 'The Fly', una canción que pone los pelos como escarpias y en la que The Edge emociona en cada nota. El puente+solo guitarrero de ese tema es un claro ejemplo de genialidad. Y lo más curioso de todo es que sigue sonando moderna, muy moderna, y ya tiene 20 tacos!!!

La trilogía final ('Ultraviolet', 'Acrobat' y 'Love Is Blindness') es orgásmica. 'Ultraviolet' tiene un sonido especial debido a esos acordes arpegiados del riff. Una canción buenísima. Y 'Love is Blindness' es una balada triste, oscura, casi siniestra, que habla de un romance fallido, y que posee una de las guitarras más brutales que se recuerdan. The Edge estaba divorciándose en la época en la que componía el tema y fue algo así como una experiencia catártica para él. Durante la grabación del increíble solo final, Edge rompió numerosas cuerdas de su guitarra. Todo el tema tiene un aura vibrante gracias a la gran sonoridad del bajo y a una batería perfectamente planificada. La guitarra chirriante de Edge y la voz desgarrada de Bono hacen el resto. Parece mentira que cuatro tipos sean capaces de hacer algo tan bestial.

'Who's Gonna Ride Your Wild Horses' es una preciosidad, una canción magnífica, oscura y con una de las mejores letras jamás escritas por U2.

'Until the End of the World', una de las más poderosas canciones de U2, con un riff brutal y un solo 'typical The Edge' que se sale. Sin duda, una de las mejores canciones de U2 en directo. Además la letra es una maravilla que recrea una conversación ficitica de Jesucristo con Judas (con pasajes como La Última Cena, el beso en Getsemaní o el suicidio de Judas).

En cuanto a la importancia de 'One': no sé si conoces la historia de la composición del tema. Después del 'Rattle & Hum' U2 se tomó un largo descanso. Cuando se volvieron a reunir no estaba muy clara la dirección que tomarían. Bono y Edge querían hacer algo más electrónico pero la sección rítmica del grupo no acababa de verlo claro.
Se fueron a Berlín, a los míticos estudios Hansa, y allí las cosas no funcionaban. El grupo se dividía más y más, y no encontraban ningún punto de unión. Componiendo 'Mysterious Ways' (llamada en ese momento 'Sick Puppy'), Edge tenía dos series de acordes distintas para el estribillo. Cuando las tocó seguidas, todos se dieron cuenta de que ahí estaba lo que andaban buscando. Esas dos series de acordes tocadas una tras otra dieron lugar a 'One': "Re, Fa, Sol, Lam; Re, Fa, Sol / Do, Lam, Fa; Do, Lam, Fa, Do".
Una vez consiguieron cerrar 'One' el resto del disco salió solo. Gracias a Dios!

12 temas imprescindibles en lo que puede ser el disco más compacto, homogéneo y cerrado de la historia de la música rock.

Por cierto, lo más destacable de la re-edición 20 aniversario es el CD llamado: 'Kindergarten Achtung Baby', un disco de versiones alternativas y working tapes de las canciones del 'Achtung Baby'. Lo impresionante es que varias de ellas son tan interesantes como las definitivas. Una prueba más de que U2, en esa época, convertía en oro todo lo que tocaba.

Muchas gracias por este repaso de mi disco favorito!

5 mentes dementes dijo...

!!!!!ESCUCHA SKIPHÖ¡¡¡¡¡¡

Poca tecnica, mucho amor...
www.skipho-core.blogspot.com

serreina dijo...

Qué gran grupo y que gran disco¡¡¡

Estupenda disección de todas sus canciones. Este grupo esta entre mis favoritos, así que sobran palabras.

Y por pedir, que te parece para una futura entra el On every Streets de Dire Straits?

Un abrazo

Abacab dijo...

Nimboestrato, al uso de lo que suele hacer mi buen amigo y colaborador El gato kilo, un excelente y completísimo comentario el tuyo. Además añades anécdotas que desconocía que completan el post, por lo que te doy las gracias. Es un gran disco y compartimos el gusto por él. Lo celebro. Y muchas "de nada"! Ha sido un placer realizar este post a petición tuya.

5 mentes dementes, que viva la autopromoción sin más! Claro que sí.

Serreina, te reconozco que ese disco de Dire Straits no lo he escuchado aún (mátame, estás autorizado); pero tranquilo, que le llegará su turno y tendré muy en cuenta tu petición de revisión. Un abrazo para ti también.

A unos más que a otros, gracias por escribir.