viernes, 14 de febrero de 2014

La Broma Negra - Déjanos La Luz Encendida (2013)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Carlos Caballero y Álex Gómez, es decir, La Broma Negra, han vuelto a editar nuevo trabajo discográfico. Con un buen ritmo de producción, ya que no ha pasado tanto tiempo desde que “Desilusiones De Grandeza” viera la luz (ni 2 años), este binomio musical madrileño, de tan larga trayectoria (cuyos orígenes se remontan a comienzos de los años 90), mantienen sus señas de identidad sonora de sus últimos años, pero con matices que les iremos comentando.

Han pasado ya unos años desde que La Broma Negra decidiera sumergirse en las bases y melodías electrónicas, para acompañar a las guitarras eléctricas de Álex Gómez. El resultado ha sido satisfactorio a nivel general. Sus 2 últimos discos, “Joyas De Princesas Muertas” y “Desilusiones De Grandeza”, han regalado una colección de canciones, como momentos muy destacables, todas ellas con las profundas y nada banales letras de Carlos Caballero, entonadas con su personal voz.

“Desilusiones De Grandeza” fue el trabajo previo. Un disco en el que se notaba una energía mayor que en “Joyas De Princesas Muertas”. Con “Desilusiones De Grandeza”, La Broma Negra apostaba por un disco enérgico y luminoso, que venía también acompañado por un mensaje a ratos bastante positivo en las letras de Carlos Caballero.

A primeras oídas, parece que “Déjanos La Luz Encendida”, nuevo disco del grupo y protagonista del presente artículo, sea primo hermano de “Desilusiones De Grandeza”. Error. Un error de percepción provocado por la primera escucha. Con el paso de las audiciones detenidas de su contenido, nos damos cuenta claramente de que el disco es bastante más lúgubre y oscuro, no solo en sus melodías, sino en muchas de las letras que el señor Caballero ha escrito en esta ocasión.

El sonido de “Déjanos La Luz Encendida” también se vuelve más rockero, permitiendo un mayor lucimiento de las guitarras de Álex Gómez. Las melodías sintéticas pasan a ser un apoyo o adorno, cosa que en los trabajos anteriores más bien parecía al revés, es decir, que los acordes de las guitarras de Álex más bien parecían los adornos a las melodías sintetizadas. Pasemos a analizar sus 10 canciones.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “Heridos”: Con sonidos de batalla, comienza “Déjanos La Luz Encendida”. Carlos entra rápidamente, sobre el manto melódico de los teclados, con una voz muy profunda. En el estribillo de esta primera canción “Heridos” ya vemos una declaración de intenciones, extrapolable a lo que podremos escuchar, por lo general, en el disco: “luz de mi vida y de mi corazón, nunca a tu lado voy a despertar… Te quiero, pero he elegido la oscuridad”. Las guitarras de Álex le dan mucha contundencia a la canción, en simbiosis perfecta con la afilada y directa letra de la canción. Gran comienzo de disco y uno de sus temas más directos y más fácilmente recordables de primeras escuchas.

2. “Fresas con nieve”: El mensaje de las letras de Carlos Caballero sigue siendo poco amable, guste a quien guste. Toca hora de afrontar una jodida reflexión sobre el amor y las relaciones de pareja. Todo ello encuadrado en el día de la boda del personaje narrado en primera persona. “No es lo mismo amar a alguien que enamorarse de ese alguien. Ya sé que no lo entiendes” es una de las frases más marcadas y destacadas de esta canción “Fresas con nieve”, que quizás más de alguno debería escuchar antes de dar un paso que luego le complique la vida en exceso. Joder, y voy yo y publico este artículo a 14 de febrero. Con un par de cojones. Los sonidos sintéticos son atmosféricos, con unas bases muy nerviosas, donde el sonido de las guitarras de Álex Gómez da gran calidez a la canción. La letra no tiene desperdicio y entre otras cosas, es muy interesante esa puntualización del respeto de la libertad del otro en las relaciones sentimentales. Canción punzante y destacable del disco.

3. “Nuestro amor destruirá al mundo”: El sonido más rockero del nuevo de disco de La Broma Negra se ve en “Nuestro amor destruirá al mundo”. Aquí el peso de las guitarras eléctricas de Álex Gómez se afianza claramente. Carlos se relaja en parte, tras la entrega tan intensa que propició el contenido lírico de las 2 pistas de apertura. Se oyen coros acompañando a Carlos en el estribillo. Las figuras literarias de la lírica de Carlos nuevamente ofrecen pasajes muy llamativos y explícitos como “transfusiones de sangre llevas de mí”. Termina un poco de golpe, con la sentencia que ofrece el título de la canción.

4. “Domingo de pasión”: Con un mayor predominio de las melodías electrónicas, llega “Domingo de pasión”. Esos teclados de factura algo medieval, son muy del gusto de La Broma Negra, cosa que hemos podido ver en sus anteriores discos. Cuando toca el momento de Álex a las guitarras, se le deja todo el protagonismo. Vemos aquí el “cariño” que La Broma Negra tiene por la realeza, una puyita nunca viene mal insertada en mitad de letra. La canción, casi de forma imperceptible, es un ejercicio acertado de incremento de intensidad progresiva desde el inicio hasta el final, con unas maniobras de Álex en las guitarras muy interesantes en el sector final.

5. “Virginia en los infiernos”: Con una melodía que desde sus primeros momentos sorprende por su luminosidad, de fuerte contraste con las compañeras de disco escuchadas hasta el momento, llega “Virginia en los infiernos”. Recuerda vagamente en algunos momentos a la llamativa “Una mujer enamorada es otra forma de terrorismo” del previo “Desilusiones De Grandeza”. En definitiva, “Virginia en los infiernos” es un llevadero tema para poner punto y final a la cara “a”, ya que hay que puntualizar que La Broma Negra siempre tienen presente el formato clásico del vinilo, y aún en su formato cd, en la contraportada se especifica donde comienza una parte y otra del disco. En ese sentido, es correcto introducir este tema más desenfadado, al menos en su melodía, para contrarrestar el tono intenso-oscuro del resto de la cara “a”. Por cierto, muy buen solo de guitarra de Álex poco antes de los 3 minutos de la canción.
6. “Guardabosques”: Iniciamos la cara “b” de “Déjanos La Luz Encendida” de La Broma Negra con “Guardabosques”. La canción empieza con levedad melódica, pero con la descripción de una semana bastante chunga a cargo de Carlos Caballero. De sonidos fantasmagóricos de fondo y lenta cadencia “Guardabosques”, es una canción que llama bastante la atención. No en vano, teniendo en cuenta la figura protagonista de la canción, tiene un ligero aire de fábula siniestra claramente intencionado.

7. “Perdón por pegarte mis piojos”: En versión cd, si no atendemos a la separación figurada entre cara “a” y “b” vinílica, si unimos a “Perdón por pegarte mis piojos” con las 2 canciones anteriores, pasamos por un tramo musical de “Déjanos La Luz Encendida” muy relajado. “Perdón por pegarte mis piojos” es de los temas de sonido más pop que ha compuesto La Broma Negra en sus últimos tiempos. Se puede ver por sus sonidos sintéticos inocentes. La letra, no obstante, no va acompasada en ese sentido y nuevamente podemos apreciar una historia de rencores y reproches. Su lado positivo parte claramente en que el personaje que narra la historia se libera de ese ser que tanto le ha puteado en vida. De alguna forma, por tanto, la melodía luminosa es una especie de celebración de quitarse un buen peso de encima.

8. “Tos de medianoche”: A pesar de que me descuadra algo la insertación de audio, quizás “Tos de medianoche” es mi canción favorita del disco. Melódicamente es terriblemente bella y oscura. Carlos se muestra increíble en el estribillo “primero me pudriste y me mataste después”; sí, es efectista, ¿verdad? Las pausas y las aureolas sonoras creadas son majestuosas. La melodía principal de teclados es quizás la más acertada en ese apartado del álbum. Podría ser un tema que hubiera cuadrado perfectamente en “Joyas De Princesas Muertas”, ya que recuerda más al sentido de aquel trabajo que al toque más rockero de la obra en la que está encuadrada. En todo caso, uno de los pasajes notables del disco, con el que afrontamos su tramo final.

9. “Los últimos días católicos”: Más reconocible que la anterior canción dentro del disco, resulta “Los últimos días católicos”. Con un ritmo que podría evocarnos a un valls de tintes siniestros y oscurantistas, la guitarra de Álex, los teclados y la voz de Carlos, con metafóricos y gráficos aires de pintor en la letra, bailan en perfecta conjunción ese figurado valls.

10. “El descanso de los bañitas”: No es la primera vez que el grupo termina con fantasmas, de una u otra forma, uno de sus discos. “El descanso de los bañitas” es una canción que revela una épica notable en el estribillo, de fuerte contraste con las estrofas, de factura más oscura. Destaco una vez más las guitarras de Álex Gómez y su papel en las melodías. Aunque en la letra se incluyen personajes fantasmagóricos, “El descanso de los bañitas” se diferencia de los finales de los discos previos del grupo. Si en las ocasiones anteriores La Broma Negra terminaron con temas de perfil más bajo, ahora apuestan para rubricar su último disco con un tema que nos deja una sensación de potencia muy clara, sobre todo por la entrega de su estribillo, donde Carlos Caballero tiene gran parte de la culpa de ese efecto. Un tema remarcable y notable, de los mejores del disco, con el que grupo finaliza “Déjanos La Luz Encendida” por todo lo alto.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Es pronto para valorar el resultado que “Déjanos La Luz Encendida” va a reportar a La Broma Negra. De momento, mis impresiones son buenas, ya que el grupo, con motivo de presentar este disco, ha realizado varios conciertos fuera de la Comunidad de Madrid, teniendo ocasión de llevar su siempre elegante y cuidada puesta en escena a la Comunidad Valenciana. Eso, sin duda, es un aspecto positivo.

“Déjanos La Luz Encendida” ya agrada desde antes de escucharlo. Ver cómo el grupo cuida el aspecto forma, nuevamente con una portada acertada y una contraportada con el también acertado asunto de considerar al disco como formato clásico, con su cara “a” y “b”, denota una preocupación por aspectos que los aficionados a la música valoramos bastante.

Formalmente, “Déjanos La Luz Encendida” ofrece un mensaje más complicado y crudo en las letras que Carlos Caballero ha escrito para estas composiciones. En ese terreno, considero que “Desilusiones De Grandeza” era mucho más positivo, pero eso quizás choca con el sentido que transmite La Broma Negra en su historia discográfica, por lo que les noto mucho más convincentes en piezas de este estilo. Si nos centramos en la música, ya estábamos al tanto de que el nuevo lp del grupo iba a disponer un papel más destacado a las guitarras de Álex Gómez (el propio grupo nos lo comentó en la primavera de 2013). Así ha sido y el trabajo de los acordes eléctricos de Gómez ha sido un triunfo, con pasajes muy notables en varias de las canciones de “Déjanos La Luz Encendida”.

Este trabajo muestra una evolución sonora afianzando las bases del proyecto que La Broma Negra abordó hace unos años. Se han perfeccionado las formas, equilibrando lo rockero con lo electrónico, consiguiendo un buen balance. “Déjanos La Luz Encendida” hay que escucharlo con suma atención, ya que La Broma Negra es un grupo donde las letras tienen un interés muy marcado y conviene no perder ripio de lo que nos narra Carlos Caballero. Su contenido, inferior a los 40 minutos, también nos recuerda a aquellos discos más fáciles de digerir, que se editaban en los años 80. También, con un contenido como el que propone La Broma Negra, una selección de canciones que alcance esta duración, es lo justo y acertado.

Como ven, todo muy cuidado y elaborado. Esperamos muy sinceramente que el resultado les guste a ustedes tanto como a nosotros. No obstante, tengan paciencia con el disco y concédanle todas las escuchas que se merece. No es un disco que llegue ni de primera ni de segunda escucha. Pero llegar, llega.

Terminamos comentando sobre nuestro programa de radio. Tras estas 2 semanas en las que ha habido revisión de disco en escrito en el blog, sin novedad de contenido radiofónico, este sábado a las 16.00h y el miércoles a las 23.00h en la sintonía de Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH), podrán escuchar la repetición del programa que dedicamos a Depeche Mode y su último disco “Delta Machine”. El próximo sábado habrá nuevo programa en directo y por tanto la siguiente semana no habrá revisión de disco en artículo, sino post promocional de lo que haremos en directo el sábado 22 de febrero a las 16.00h en RUAH. Estén atentos los próximos días al blog y a nuestros perfiles de las redes sociales en Twitter y Facebook.

No hay comentarios: