viernes, 2 de octubre de 2015

Pet Shop Boys - Actually (1987)

ANTECEDENTES E INTRODUCCIÓN.
Segundo y último capítulo de los discos que claramente fueron protagonistas de mis vacaciones, sobre todo en mi semana en Ibiza en la 1ª quincena de agosto. Pet Shop Boys ya fueron protagonistas en 2012 en mi viaje a Fuerteventura con su “Bilingual” y aunque en esta ocasión no cogí un disco tan decididamente veraniego, bien cierto es que “Actually” en muchos momentos de su listado tampoco desentona. Además, creo que ya era de retomar la discografía de PSB por estas tierras, cosa que hacemos por 3ª vez tras “Introspective” y “Bilingual” (al margen de la crónica de su concierto en Gijón de 2014 a cargo de Alfredo Morales, plan del que me rajé a última hora).

Estamos ante uno de los grandes discos del dúo formado por Neil Tennant y Chris Lowe. En su arranque histórico, hasta “Very” incluido, los Pet Shop Boys arrasaban con sus trabajos y tras el notable debut con “Please”, en 1987 consiguieron mejorar notablemente el resultado con “Actually”, disco de portada elegante, solamente rota en seriedad por el bostezo que se marca don Neil.

En este trabajo prima el ritmo y los momentos bailables, aunque en el sector final hay un viraje hacia capítulos más instrospectivos (apropiado adjetivo respecto al siguiente lp del grupo) y melancólicos que hace terminar la escucha con un sentimiento radicalmente distinto al que se experimenta en los primeros compases. “Actually” podría ser defendido por muchos seguidores como el mejor disco de la historia de la banda si se hace una media general de todo (resultado comercial, cantidad de hits, pegada o gancho melódico, etc.); otros apostarían por “Behaviour” (¿se creen que dicho álbum aún no lo he escuchado íntegro? Pondré remedio, cosa que tengo pendiente una eternidad. Lo prometo). No tengo ganas de meterles más introducción, con lo que voy a pasar al análisis de canciones.

ANÁLISIS DEL DISCO.
1. “One more chance”: Con unas bases cálidas e incluso latinas y un sonido de frenazo de coche comienza la bullanguera y movidita “One more chance”. Esta canción alcanza uno de los pasajes más solemnes del disco en su estribillo, no solamente en la intensidad (dentro de su registro) que ofrece Neil en las voces, sino en lo ampuloso de los teclados que acompañan. Hay puentes en donde a Neil se le cede casi el protagonismo “a capella” que también funcionan muy bien. Sin lugar a dudas es un gran comienzo para un gran disco.

2. “What have I done to deserve this?”: Un hit, un inmortal, uno de los temas más celebrados de PSB. En “What have I done to deserve this?”, canción que, entiéndaseme la broma, describe en su letra las lamentaciones de un “pagafantas”, los chicos se acompañaron de una mayor Dusty Springfield (más si cabe por su aspecto, ya que en el video más que 49 años parecía que tenía casi 70, con un look cercano a alguna de Las Supremas De Móstoles), que aunque a ratos, si nos ponemos estrictos con la malograda cantante, suena algo petarda, ofrece una gloria absoluta en el tramo final de la canción cuando más se suelta al micrófono acompañando a Neil. La canción en su melodía suena ingenua y mucho menos recargada que la ambiciosa “One more chance”, pero esos teclados tan ligeritos, con otros más grandilocuentes que aparecen de cuando en cuando, funcionan a la perfección. Un disco donde está presente esta canción a la fuerza ha de ser tenido en cuenta. Su peso es muy importante dentro de la obra.

3. “Shopping”: Con “Shopping” se deja la ligereza y lo liviano de “What have…?” y nos metemos en un tema de músculo, que retoma la potencia de apertura del disco. Aquí se utiliza en la letra el recurso del deletreo del título del disco y los sintetizadores de base aprietan en lo rotundo decididamente. Canción decente, pero que está lejos de los mejores momentos del disco.

4. “Rent”: Y es que en este disco es fácil que una canción correcta palidezca, ya que la cantidad de temas grandiosos y hits que fueron incontestables como singles los hay a patadas. Llegamos a “Rent”, donde abordamos por primera vez una canción de factura más oscura y a la par melancólica. “Rent” es una canción delicada y elegante, con un perfil bajo encantador. Con justicia es otro de los grandes clásicos de la discografía de la banda.

5. “Hit music”. En “Hit music” hay lugar para algunos sintetizadores de sonido obsesivo chirriante, que la hacen algo petardera. Era el signo de los tiempos y quizás sea de los temas que peor hayan envejecido de este disco. Canción llevadera pero que no destaca mucho. Tras varias escuchas será de las composiciones que menos se acuerden.
6. “It couldn’t happen here”: La cara “b” del disco comienza fabulosa con una composición que junto a PSB firma Ennio Morricone (ojo). “It couldn’t happen here” es una belleza en forma de canción, de factura clásica y ciertamente melancólica, donde Pet Shop Boys vuelven a alcanzar un grandísimo alto de exigencia. El sonido orquestal y grandilocuente para nada desentona dentro de un disco que por lo general apuesta por sonidos más disco.

7. “It’s a sin”: Más clásicos y más clásicos. “It’s a sin” es otro de los momentos inolvidables que nos reporta “Actually”. Es quizás la canción de mayor sonido incisivo e incluso amenazante. Pista potente, acelerada y de sonido afilado que como single funcionó muy bien y que quizás sea la pista que más destaca por sí sola dentro del conjunto de temas del álbum (cosa nada fácil con compañeras de aula como “What have I done to deserve this” o “Rent”). Poco más se puede decir de “It’s a sin”; es escucharla y saber que estamos ante un temazo.

8. “I want to wake up”: Tenía ganas de llegar aquí. ¿Por qué? Porque estamos ante una de las canciones que yo tengo a bien en llamar “joya oculta”. “I want to wake up” no fue single, ni tiene factura para ello. Sin embargo, esta canción es deliciosa. Los sonidos graves y acolchados de sus sintetizadores y la calma melancólica que transmite está muy diferenciada con el resto de la obra. Llama la atención sonoramente. Tiene un encanto especial moviéndose en su perfil bajo y ayuda a ennoblecer el sonido medio de “Actually”.

9. “Heart”: En “Heart” Pet Shop Boys abandonan la melancolía y vuelven a apostar por un sonido más bailable y directo, pero sin estridencias. “Heart” tiene muchas virtudes, más allá de ciertos sonidos reguleros que sin embargo son parte de sus señas de identidad. Me gusta lo solemne de su estribillo, compuesto básicamente por la repetición de 2 palabras de forma muy tajante por Tennant. Fue single, pero está por debajo del resultado de todas las otras canciones (por mérito de éstas, que no demérito de “Heart”) que fueron elegidas para tal función dentro del listado de “Actually”.

10. “King’s cross”: Lo que bien empieza suele acaba bien. ¡Y qué bien termina “Actually”! “King’s cross” es una canción melancólica de perfil bajo y quizás podría sorprender a más de uno que PSB decidan cerrar así. Pero, bueno, muchas veces apostar por un final con temas de esta factura es más que un acierto. Y creo que así es. La canción es emocionante en su melodía y hay notas y sonidos que me agradan especialmente. Quizás sea una de las canciones que más asocie en el futuro a la hora de recordar el verano de 2015 a nivel interno y personal.

RESULTADO, CONCLUSIONES Y REFLEXIONES.
Hablando del resultado de “Actually” lo que se ve es que termino de confirmar una promesa. Pet Shop Boys no habían sido fruto de la casualidad y “Please” se vio refrendado y superado ampliamente por este disco. El alcance y éxito del disco y de sus singles convirtió a Neil y Chris en superestrellas del pop y una de las sensaciones musicales de finales de los 80.

La banda siguió apuntalando su éxito con inteligentísimos giros artísticos (en todos los sentidos) desde aquí hasta mediados de los 90, donde quizás atravesaron su era más difícil, esa en la que tuvieron que aceptar que ya no estuvieran en primera línea y pasar a convertirse en un grupo de gran bagaje y trayectoria, dentro del estatus algo contradictorio de formación de culto algo masivo. “Introspective”, el lp sucesor, fue algo continuista en sonido a “Actually” en muchos aspectos, pero la concepción del siguiente trabajo, con esos temas tan largos y listado tan reducido de temas, ya suponía un paso más; para más información les recomiendo escuchen el programa-coloquio que en su día dedicamos a “Introspective”, quizás uno de los mejores que hayamos hecho en nuestra trayectoria en la radio.

“Actually” es uno de esos grandes discos dentro de la historia de una banda realmente imprescindibles de escuchar. No se lo pueden perder. 1987 fue un año de discos masivos y arrolladores, ya fuera en un género u otro (recordemos “The Joshua Tree” de U2, el “Whenever You Need Somebody” de Rick Astley o el “Music For The Masses” de Depeche Mode). Fue un buen año para la música y para Pet Shop Boys. Con su 2º disco demostraron que vinieron para quedarse y a día de hoy ahí siguen, con un nivel y frecuencia de creación que muchos ya querrían.

Avisamos aquí: el próximo sábado 10 de octubre comenzamos nuestra 7ª temporada de radio. Mantenemos nuestro horario y seguimos en la misma emisora: 16.00h en Radio Universitaria de Alcalá de Henares (RUAH). Durante la semana primero crearemos el evento en Facebook y el viernes habrá artículo promocional de lo que hagamos el sábado. Les confieso que en este momento aún no hemos decidido el disco de apertura de nuestros debates radiofónicos, pero sí que tenemos seleccionados varios que irán saliendo durante esta 7ª temporada. Veremos cuál es el que abre fuego. Este año seguimos funcionando igual, con lo que el próximo fin de semana no habrá artículo de revisión de disco, siendo la actividad radiofónica la merecedora de toda nuestra atención y espero que de la suya también. Les esperamos.

5 comentarios:

Nostromo dijo...

Nunca me han llenado lo suficiente, tengo el The Complete Sigles Collection, aunque no dudo de su relevancia.
Buen análisis, parece que lo está oyendo.
saludos

Nostromo dijo...

estás era estás

Abacab dijo...

Nostromo, aunque PSB no sean tu debilidad celebro que al menos te haya gustado el artículo.

Gracias por escribir.

cvb dijo...

Pues sí, suscribo todo el artículo. No hay que olvidar el debut impactante que fue Please con "West end girls", "Opportunities" o "Suburbia". Tras las versiones extended de "Disco", llegaba "Actually" que fue su confirmación absoluta como genios del pop electrónico. Su era había llegado. Curiosamente, en aquel entonces la crítica no era excesivamente favorable a ellos, recuerdo reiteradamente acusaciones de comerciales, y su versión de su megalito "Always on my mind" algunos la pusieron a caldo. Cuando creo que es una maravillosa "deconstrucción" dance de una melodía extraordinaria.
En cualquier caso, y aunque no iba en este disco el "cover" de Elvis, sirvió para repuntar las ventas de "Actually" a primeros de 1988. El disco había arrancado ya con una fuerza tremenda, yo pienso que si hay que decir una canción, sólo una en la carrera de PSB, sería "It´s a sin" (relación calidad-comercialidad), aunque es verdad que la maravillosa "Being boring" con su triste significado, en 1990, es considerada generalmente la mejor o una de las mejores de su carrera.
El pelotazo de It´s a sin, fue demoledor, pero es que el segundo single, como bien se ha dicho, es de una elegancia tremenda, soberbio tema también el ¿Qué hecho yo para merecer esto?-inciso, cuando años después PSB versionean-mezlan el Where the street have no name, con Can´t take my eyes off you, creo que Bono -a quien no le gustó logicamente esa mescolanza dance de una de sus joyas, respondió "What have i done to deserve this". Es una anécdota.
El tercer sencillo fue "Rent" gran balada, aunque con bastante ritmo. Aquí la elección de sencillo era más difícil, puesto que no hubiera pasado nada, si querían un tema más tranquilo por elegir "King's cross" que a me me entusiasma, o "I want to wake up". El acierto era seguro en cualquier caso, si bien fue el momento un poco, en plan decir, bueno hemos clavado dos pelotazos, ahora un poco de relax. La sorpresa llegó para finales de 1987 con la ya comentada versión del clásico de Elvis. Y creo que por marzo de 1988, con todo a su favor, vuelven a demostrar su inteligencia con la versión de "Heart" que en mi opinión supera o añade matices importantes, respecto a la del álbum, no digamos su discotequera versión extended.
Por poner algún pero a este disco, pocos se pueden poner la verdad... "Hit music" era más flojo, que más de una cara b de ellos en esa época.
PSB confirmaban en esa época una mejora en su estilo con reminiscencias gloriosas al italodisco ya dibujadas en "Please" con joyas como "Two divided by zero" o "Why don´t we live together". Era una especie de tecno-disco soberbio. En 1988 apuestan un poco más por el house, con "Introspective"que sería una especie de "disco II" de no ser por que el estilo es más house que disco.
"Behaviour" fue su disco más relajado. Muy bueno indudablemente. Sólo que tal vez algunas baladas como "Only the wind" o "Face the truth" tal vez son demasiado lentas, y en general el disco tiene ese aire otoñal. Gran disco, pero el paso del tiempo creo que pone un escalón o dos por debajo de "Actually". Aunque tampoco querían, evidentemente, hacer un disco de esas características.

Abacab dijo...

Cvb, sí, "It's a sin" es un trallazo. Un pelotazo de canción. Sin embargo yo me quedo con la canción que incluye a la buena de Dusty si hago la dura tarea que propones de quedarme con un tema de tooooda la carrera de PSB. Estoy de acuerdo en la cita que haces sobre "King's cross" (excelente final de obra) y "I want to wake up" como posibles candidatos en su día como singles; personalmente me gustan mucho. Y también coincido en que "Hit music" es probablemente el gran patinazo de la obra. Gran disco. ¿Su mejor obra? Difícil de discernir. Cuestión de gustos. Para el mío sí que lo es... O no... Lo dicho, difícil de decantarse.

Gracias por escribir.